close

Si eres de las que aman comer un poquito de todo en las fiestas navideñas, te decimos cómo cuidarte y comer sin culpas.

El año está por terminar, y cada día se aproximan más las fiestas decembrinas. Éstas no sólo nos traerán agradables momentos de convivencia con nuestros seres queridos, sino muchos platillos deliciosos que simplemente no queremos perdernos.

Sin duda te estás preguntando qué puedes hacer para que todo el esfuerzo que aplicaste durante el año para bajar o mantener tu peso no sea en vano. Primero, es importante que cambies tu forma de pensar y sepas que cuidarte no es algo temporal, sino un estilo de vida que debes disfrutar. Debemos romper con el patrón de “todo o nada”, tan común en estos meses. Festejar y convivir no significa descuidarnos. Para lograr esto, te damos las siguientes recomendaciones:

  1. El compromiso es contigo: todo proceso trae un momento de aceptación en el que debes comprometerte contigo misma. No tengas miedo ni busques pretextos que te impidan llegar a tus metas.
  • Tip: Rodéate de gente positiva e ignora los comentarios negativos, como “qué flojera que estés siguiendo una dieta”.

 

  1. Planea: si eres de las personas que tienen que comer cada tres horas o llegas muerta de hambre a tu siguiente comida, entonces ¡planea tu día! Desde la noche anterior prepara un snack saludable para que no acabes con todo lo que sirvan en tu evento.
  • Tip: Antes de cualquier evento, come un puño de nueces de la India o pistaches. Así estarás satisfecha y evitarás comer de más.

 

  1. Ahorra calorías: ¡Sí, puedes ahorrar calorías! Normalmente, las comidas y cenas navideñas tienen un alto contenido de carbohidratos. ¡Ten cuidado! Las bebidas que consumes también se convierten en carbohidratos dentro de tu cuerpo. Elige entre tus drinks y esa lasaña que tanto te gusta. Es decir, si vas a tomar alcohol, evita los carbohidratos en tu cena.
  • Tip: Los pequeños cambios hacen la diferencia. Evita los alimentos fritos, capeados y empanizados.

 

  1. Cuida tus porciones: aquí es donde debes tener mucho cuidado; tu plato siempre debe verse lleno de colores. Procura que el verde sea el color predominante. Es decir, la mitad de tu plato debe contener verduras o ensalada.
  • Tip: Come en un plato pequeño. De esa forma sentirás que estás comiendo mucho, pero tus porciones no serán tan grandes.

 

  1. Busca nutrirte, no llenarte: es importante que seas muy consciente cuando comas. Es común que, durante estas fechas, comamos hasta sentir que no podemos respirar.
  • Tip: Come con consciencia, escucha a tu cuerpo; cuida la calidad de tus alimentos, ya que es importante que no comas para llenarte, sino para nutrirte.

 

  1. Retoma: cada tiempo de comida es una oportunidad de nutrir tu cuerpo. ¡Aprovéchala! Esto quiere decir que no importa si te excediste en una comida; lo importante es crear consciencia sobre lo que comes y que puedas retomar tus hábitos en la siguiente comida.
  • Tip: Después de un día de excesos, comienza tu día con un jugo verde, lleno de fibra y antioxidantes que te ayudarán a limpiar tu intestino y sacar todas las toxinas que se almacenan en tu cuerpo.

 

  1. Ayuno intermitente: en diversos estudios se ha encontrado evidencia de que realizar dos comidas al día da un descanso al metabolismo y ayuda a que haya un proceso de reset. Por ejemplo: si terminaste de cenar a las 10:00 p.m., comienza a desayunar a las 12:00 p.m.
  • Tip para romper el ayuno sin ansiedad: Puedes controlar un poco el hambre y la energía durante el día haciendo un café energético, que consiste en café, una cucharada de aceite MCT y una cucharada de ghee.

 

Recuerda disfrutar no sólo de la comida, sino de la compañía y de los momentos que compartes con la gente que más quieres. Navidad no es sinónimo de engordar. Y sí, ¡es posible mantener tu peso!

 

Nanthaly Marcus
Nutrióloga Funcional, Bienesta.
Paseo de la reforma 2620 piso 14. Col Lomas Altas
Fb: bienestamexico
bienesta.com

Tags : buen comercaloriascomer sanohealthmesaplato

Leave a Response