close

Un nuevo año comienza, y con él llegan nuevos propósitos y metas que lograr. No dejes que se queden en simples deseos, ¡llévalos a cabo!

Por: Cecilia Andreu

Después de las fiestas, los regalos y la llegada de un nuevo año, la oportunidad para echar a andar tus propósitos en 2019 acompasa el tic tac del reloj. Por desgracia, el autosabotaje se convertirá en un silencioso compañero de viaje, al que tendrás que mantener a raya si no quieres que tome por completo el timón. Recuerda que suele resultar más fácil justificarse en los fracasos que manejar y mantener los éxitos. Para salir avante en tus proyectos no es suficiente hacer una lista de objetivos y exigirte con rigor y enfado su cumplimiento. Se duplican las posibilidades de fracaso si además son propósitos recurrentes, que al no cumplirse año con año van minando la confianza en que algún día serás capaz de lograrlos. La mente puede llegar a ser muy fantasiosa si falta una planeación concreta y realista, por lo que hay que modificar y aterrizar nuevas estrategias de logro.

Construir grandes edificios, el dominio de algún instrumento, aprender algún idioma, mantener la disciplina en el ejercicio, cambiar de hábitos alimenticios o simplemente hacer los sueños realidad son metas que alcanzan millones de personas en todo el mundo, y éste puede ser el año de tu transformación. Aquí encontrarás siete pasos que te ayudarán en el proceso:

  1. Haz una lista con cinco propósitos, como máximo, ordenándolos por el nivel de motivación que tengas para cumplirlos. A lo largo del año podrás incluir más propósitos conforme vayas cumpliendo los primeros.
  2. Trata de especificar y cuantificar cada propósito. Ejemplo: aprender francés del nivel 1 al 3, bajar de peso a razón de dos kilos por mes, leer un libro cada dos meses, etc.
  3. Visualiza y justifica tus propósitos para motivarte cuando sea más difícil realizarlos.
  4. Planifica cómo los llevarás a cabo: haz una planeación estratégica diaria, semanal o mensual de las acciones a tomar.
  5. Coloca tu planeación en un lugar visible, para que te ayude a ir evaluando tus avances y así puedas disfrutarlos y celebrarlos, por pequeños que sean.
  6. Identifica los autosabotajes que puedan presentarse y las estrategias para combatirlos.
  7. Evalúa la posibilidad de recibir ayuda externa, ya sea de tu pareja, tus amigos o algún profesional que eleve tu nivel de compromiso y el seguimiento a lo largo del año.

 

Aprovecha la energía que trae consigo el año nuevo y dedica un tiempo para afinar tu planeación. Hacerlo con amigos o familiares puede ser divertido y elevar tu compromiso para lograrlos. Una mejor versión de ti se gesta a través de tus propósitos, y cada inicio de año es una magnífica oportunidad para transformarte.

 

Psic. Cecilia Andreu Mereles
Asesorías, cursos y terapia
ceciandreu.com

 

Tags : 2019metasnuevo añopropositos

Leave a Response