close

Aunque las mujeres ganamos menos que los hombres y ocupamos menos puestos gerenciales que ellos, tendemos a tener más éxito como emprendedoras. Sigue leyendo…

En mis 28 años de experiencia en desarrollo humano, ventas y productividad, un tema a considerar es el liderazgo femenino. Las mujeres tienen que enfrentarse a un límite profesional conocido como “techo de cristal”, sin embargo, muchas han logrado romper esa barrera invisible y han encontrado en el emprendimiento el espacio ideal para su desarrollo. 

El término “techo de cristal” se popularizó en los 80, después de aparecer en The Working Woman Report en 1984, escrito por Gay Bryant. Al principio, este término era exclusivo del área empresarial, hoy día se usa en otros ámbitos.

De acuerdo a Naciones Unidas, en el área profesional a nivel mundial, las mujeres ganan en promedio un 23 por ciento menos que los hombres por el mismo empleo, es decir, las mujeres cobran 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres. En Silicon Valley, la capital tecnológica de Estados Unidos, las mujeres ocupan tan solo uno de cada 10 puestos de liderazgo.

Según el documento Estudios Económicos de la OCDE para México 2017, las mexicanas ganan un 16.7 por ciento menos que los hombres. Este mismo informe dice que menos del 10 por ciento de los puestos en los consejos administrativos están ocupados por mujeres.

A pesar de estos datos, la brecha de género en el mundo emprendedor ha disminuido un 30 por ciento en los últimos 10 años. Sin embargo, cuando se atreven a emprender hay una realidad: fracasan menos que los hombres.

Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público:

  • Tres de cada 5 PyMEs que abren son lideradas por mujeres
  • Las empresarias mexicanas aportan el 37 por ciento del PIB del país
  • De cada 100 mujeres que solicitan un préstamo para invertir en su empresa, el 99 salda sus deudas de manera íntegra
  • La edad promedio de las emprendedoras es de 28 años
  • El 65 por ciento de las mujeres emprendedoras tiene estudios universitarios

Pero te preguntarás, ¿por qué emprenden las mujeres? De acuerdo con un artículo publicado por la Universidad Intercontinental (UIC), las razones son muy variables:

  • 29 % lo hizo por el deseo de tener un negocio propio e independencia
  • 20 % por la necesidad de elevar su calidad y nivel de vida
  • 20 % por el gusto y la vocación por el ramo
  • 18 % por la continuidad del negocio familiar
  • 13 % por pérdida del empleo, procurando el autoempleo

Por eso, hoy comparto cinco tips para romper el techo de cristal:

  1. Sé protagonista. Haz que las cosas sucedan y mientras lo hacen, el mundo las verá por lo que están logrado. ¡Disfrútalo!
  2. Levanta la mano. El único camino al liderazgo consiste en ser más productiva y proactiva.
  3. Desarrolla nuevas cualidades. Saber cosas distintas a los demás te hará indispensable en tu entorno. Te invito a crear tu marca personal.
  4. Ten un buen equipo de trabajo. Confía en ellos y delégales tareas para que tú puedas hacer otras.
  5. Crea puentes orientados a negocios. La vida no sólo se trata de socializar sino de construir relaciones que te apalanquen en los negocios.

 

Por último, ¡piensa en grande! Cuando empieces a ver resultados, ¡no te conformes!, busca nuevos objetivos. Piensa, Reflexiona y Actúa

 

Helios Herrera

Consultor, conferenciante, escritor en temas de desarrollo humano y productividad.

Tags : claveemprenderemprendimientofemeninafemmmujermujeresViaje

Leave a Response