HÉCTOR VILLA: Salón + SPA

Los hermanos Héctor y William Villa nos platican sobre el amor por la estética y el resultado de este: “Héctor Villa Salón”.

Héctor Villa Salón nace hace 15 años del amor por la estética, del cambio de una mujer al verse arreglada, es casi como una metamorfosis. Héctor supo que era su camino desde que agarró un cepillo y empezó a peinar.

William trabajó primero en la industria en donde reconoce que igualmente es su pasión.

Todas las personas tienen identidades y cualidades diferentes y lo que buscamos es resaltar estas cualidades.

Después de años de estudio y trabajo duro abren su primer salón en Santa Fe para después abrir Héctor Villa Pedregal cuando comenzaron a buscar posicionarse en el sur de la Ciudad de México.

“Con este nombre queremos darle una identidad a la marca y que la gente sepa que venir con Héctor Villa es una garantía. Así mismo, con el apellido “Villa” los clientes ya saben que Héctor está en el poniente y William en el sur.”

Debido a su gran éxito tienen pensado expan- dirse en el futuro para otros lugares de la ciudad y también en Estados Unidos, sin embargo, su principal objetivo siempre ha sido y será la atención a sus clientes y no comenzarán con estos nuevos proyectos hasta no estar seguros de que podrán atender personalmente a todos.

Y en un mundo con demasiada competencia en Héctor Villa Pedregal saben que para resal- tar entre todos deben ofrecer características únicas entre ellas está por supuesto el servicio personalizado, ofrecer productos de vanguardia y calidad y dar capacitaciones profesionales a cada uno de sus empleados.

“Queremos dar una imagen seria, elegante, de seguridad y sobriedad sin llegar a ser rígidos ni cuadrados, desde el logo se puede notar que es un tono neutro con letras clásicas. Hoy por hoy y de toda la vida, más es menos y eso no significa que no estés a la moda”

No cabe duda que además de ser, un negocio, ser estilista es un arte. Héctor nos comentó que muchas veces llegan las clientas con una idea en la cabeza de lo que quieren pero muchas veces no lo saben explicar y su verdadero talento resurge al ser capaces de visualizar la idea que las clientas tienen y darle vida.

Y no hay premio más grande que poder ver lo felices que salen del salón con el resultado, con una nueva sensación de seguridad y comodidad con ellas mismas.

“Para mi es muy importante el trato personalizado desde que entras al salón y en Héctor Villa siempre lo hemos manejado así. Todas nuestras clientas necesitan tratamientos diferentes y personalizados, por lo que, no hay una regla como tal en cuanto a nuestro proceso.”

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?