8 cosas que no debes hacer en Tokio

En los últimos años la capital japonesa se ha convertido en uno de los destinos con mayor afluencia, sin embargo, tanto sus costumbres, como su cultura siguen siendo un misterio para muchos.

Sea cual sea la razón por la que los visites, estas son 8 cosas que debes evitar hacer:

No prolongues las comidas

En Tokio, no todos los restaurantes tienen la capacidad para esperar a que los comensales se queden más tiempo una vez que ya han terminado sus alimentos. Sobre todo si hablamos de los “Shokudo”, restaurantes familiares en los que lo más común es llegar, comer e irse.

No substituyas

Ir a comer y pedir que te cambien el arroz por otro tipo de guarnición es bastante común y generalmente nunca hay problema, sin embargo, en Japón puede llegar a ser mal visto y si somos honestos, las barreras del lenguaje siendo una barrera. Lo mejor es ir a un lugar en el que todo te guste.

Propinas

Dejar propinas no está bien visto en la cultura japonesa, en todo caso si es que llega a haber algún cargo por servicio, viene en la misma cuenta. En realidad es algo bueno ya que muchas veces batallamos para conseguir cambio.

Hacer mucho ruido en el transporte

La mayoría de nosotros está acostumbrado a hablar fuerte ya se con otra persona o por el teléfono; en Tokio es todo lo contrario. Aquí la gente prefiere el silencio, al grado que si sabes que necesitarás hablar por teléfono, existe un transporte especial para hacerlo.

Usar los tennis en interiores

Es casi de conocimiento general que al entrar a una casa en Japón lo correcto es retirarse los zapatos, sin embargo, la “regla” también aplica para algunos templos y restaurantes.

No bloquees las escaleras

Tanto en Tokyo, como en muchas otras partes del mundo, es una regla que el lado izquierda de las escaleras eléctricas es para las personas que se mantienen paradas, mientras que el lado derecho es para aquellos que prefieren caminar. Aunque muchos no estén de acuerdo, lo mejor es respetar sus costumbres.

Mantén tu distancia

Las muestras públicas de afecto pueden poner a los japoneses un poco incómodos. Esto también aplica si es que acabas de conocer a una persona local, procura no saludarlo de beso ni de abrazo ya que no es parte de su cultura.

Los palillos son para comer

Así es, hay ocasiones en las que nos puede parecer divertido hacer algún “truco” con ellos o inclusive pretender que tocamos algún instrumento, sin embargo, si te encuentras en tierras niponas lo mejor será usarlos para lo que son y nada más.

 

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?