close

Presidenta del Consejo Nacional de Mujeres Empresarias

Consejo Nacional de Mujeres Empresarias
¿Dónde naciste y cómo fue tu niñez?

Nací y crecí en la Ciudad de México, en pleno corazón de mi ciudad, a dos cuadras de Reforma, cercana por una extraña razón a la embajada de los Estados Unidos de América. Mi familia está conformada por mi padre, Jorge Vidal Flores, quien siempre fue comerciante, mi madre, Esther Arzate de Vidal, quien siempre se ha dedicado a las labores del hogar, y mi hermana pequeña.

Mi niñez siempre fue una niñez “muda”; así le llamo porque siempre estaba observando todo lo que me rodeaba. Tuve la fortuna de que la ventana de mi casa daba a la calle donde se encuentra uno de los restaurantes franceses más famosos y elegantes, Les Moustaches.

Ahí soñaba desde niña con ser una de las señoras tan distinguidas que llegaban a comer a ese restaurante. Me parecía bastante extraño que al local no pudieran ingresar señores sin corbata. Ahí empecé a percibir la importancia del protocolo de la vestimenta, y mi padre me enseñó la importancia de vestir para la ocasión. Siempre crecí rodeada de personas mayores, lo que me ayudó a expandir mis horizontes.

¿Qué persona ha influido más en tu forma de ser?

Mi tía abuela, quien fue directora de Asuntos Indígenas en 1950. Ella participaba en la educación de niñas indígenas en la sierra de Chihuahua. Pensándolo bien, llegar a caballo con todo lo necesario y conversar con la persona encargada del pueblo para que le permitiera impartir clase, seguramente fue un gran reto para ella en su trabajo diario.

¿Cuál ha sido tu mayor reto?

Todos los días existen retos, y con ellos llega el aprendizaje. Se debe aprender a romper estereotipos y mantenerse en actualización constante. Aprender nuevos temas, para así tomar las decisiones correctas.

Cuéntanos un poco sobre el Consejo Nacional de Mujeres Empresarias.

Actualmente soy presidenta del Consejo Nacional de Mujeres Empresarias; dicen que si no encuentras espacios, hay que crearlos, y así fue como se fundó. Tenemos 16 comisiones, y todas nuestras acciones se basan en la responsabilidad social con perspectiva de género; nos hemos convertido en un grupo de referencia.

Fuimos invitados por ASUME para formar parte del selecto grupo de empresas en colaboración, y subimos nuestra prestigiada asociación al Consejo Coordinador Empresarial.

Fue debido a mi empresa que comencé a involucrarme en participaciones sociales, donde establecí vínculos entre sectores que me llevaron a querer hacer algo para superar la desigualdad de género.

Además, formé parte de la Confederación Patronal de la República Mexicana; soy la vicepresidenta de Prevención del Delito. Desarrollamos un programa con las empresas fortaleciendo la oferta de trabajo decente, donde los derechos y la erradicación de la violencia son agentes de cambio, en convenio con la Secretaría de Gobernación.

Refiriéndome al Consejo Nacional de Mujeres Empresarias, ¿de qué manera influye en las mujeres en la actualidad?

Es un espacio donde no hay límites. Una empresaria joven cuenta con grandes ideas para emprender su propio negocio pero se encuentra con varias limitantes, como los recursos físicos y monetarios. El Consejo Nacional de Mujeres Empresarias es un espacio que apoya a las mujeres que no tienen una oficina, para que puedan contar con una, y que esto no sea una limitante para alcanzar sus metas. Además, se ofrecen asesorías y networking para enlazar ideas.

¿Qué consejos les darías a las mujeres que estén pensando en entrar al mundo de los negocios?

Que se apasionen, porque existirán momentos de duda e inseguridades. Por ello se debe buscar la pasión, que es la que lleva al éxito.


Tags : businessEmpowermentLideresmexico

Leave a Response

!Suscríbete! 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Tu correo ha sido 

registrado