6 destinos mexicanos con caídas de agua impresionantes

Si lo que más amas son los viajes de aventura, estos destinos son para ti.

Las vacaciones no son lo mismo para todas las personas. Existen quienes disfrutan al máximo un día de descanso frente al mar, mientras que otros gozan al explorar los secretos de la naturaleza, y México tiene una infinidad de opciones para todos.

Si tú disfrutas manejar por las dunas, descubrir playas desconocidas o hacer caminatas hasta llegar a cascadas que te quiten el alientoBooking.com recomienda lugares con impresionantes cascadas que, además, tiene opciones de actividades alrededor.

Minas Viejas, San Luis Potosí

San Luis Potosí es el estado que te lleva a otra realidad en el jardín surrealista en Xilitla, pero además guarda otras sorpresas. Entra a un escenario de postal inolvidable ante sus caídas de agua en el municipio de El Naranjo, a poco más de una hora de la capital del estado.

La cascada Minas Viejas tiene dos caídas de agua con una altura que alcanza los 50 metros. Además del impactante espectáculo visual, podrás nadar en pozas de agua turquesa. Pero recuerda tomar medidas de seguridad, porque son más profundas de lo que parecen.

Puedes acampar en los alrededores de la cascada, pero si esa no es tu primera opción, también puedes disfrutar del centro de San Luis Potosí y conocer un poco más de su cultura y gastronomía.

Cola de Caballo, Monterrey

A una hora de la ciudad de Monterrey se encuentra el Parque Ecoturístico Cola de Caballo, en el municipio de Santiago. Esta cascada de 30 metros de altura es una de las maravillas del estado. La caída de sus aguas cristalinas, le hacen honor a su nombre sobre un fondo de piedras pulidas y exuberante vegetación.

En este lugar puedes realizar actividades que despertarán tu adrenalina como lanzarte de tirolesas o incluso de un bungee de 70 metros. Pero si prefieres quedarte más cerca del suelo, puedes pasear a caballo por la zona o simplemente sentarte a disfrutar de una de las tradiciones regias más reconocidas en el país: comerte una carnita asada mientras contemplas la naturaleza.

Misol-Ha, Chiapas

A treinta minutos de Palenque se encuentra la cascada de Misol-Ha, en el municipio de Salto del Agua en Chiapas. Esta caída de agua de aproximadamente 30 metros de altura te invitará a sorprenderte con todos los ecosistemas que la rodean.

La cascada se encuentra en medio de la selva, flanqueada por una gran diversidad de árboles y cuenta con una pequeña gruta en la que también hay una pequeña caída de agua. También podrás contemplar cómo se ve la cascada desde “atrás” gracias a un sendero enclavado en la montaña.

Cascada Basaseachi, Chihuahua

De vuelta al norte del país, en el municipio de Ocampo del estado de Chihuahua se encuentra una de las cascadas más altas de México: la cascada de Basaseachi, con una espectacular caída de agua de 246 metros que puedes admirar desde su mirador en la cima de la barranca.

El parque cuenta con varias rutas para que puedas disfrutar de la cascada desde diferentes vistas y a tu propio paso, ya que también tiene áreas de descanso. Toma en cuenta que para conocerla es mejor que planees un roadtrip de al menos dos días —se encuentra a 4 horas de la capital—, pero la experiencia vale totalmente la pena y es una de esas maravillas de la naturaleza que no te puedes perder.

Salto de Eyipantla, Veracruz

A media hora del mítico municipio de Catemaco, Veracruz, se encuentra la asombrosa caída de agua de Salto de Eyipantla. Contempla la majestuosa caída de 50 metros de altura y serénate con el rocío que salpica tu piel. 

Luego de deslumbrarte con esta maravilla natural, te recomendamos probar la oferta de alimentos y bebidas típicas del estado. 

 

Cascada Agua Blanca, Tabasco

En el municipio de Macuspana, Tabasco, se encuentra el Parque Estatal de Agua Blanca donde existen diversas cascadas que te permiten refrescarte del consabido calor del estado de Tabasco.

El parque se encuentra a poco más de una hora de Villahermosa y cuenta con un sinfín de actividades que puedes disfrutar. Date un chapuzón en el balneario de aguas fluviales, nada en la poza de las cascadas y explora las grutas de Agua Blanca e Ix-ta-ha. Aunado a esto, podrás conocer de cerca la flora y fauna que existe a lo largo de sus 2025 hectáreas. 

 

Abrir chat