Conrad Punta de Mita

La fusión no podía ser mejor: experiencias inmersivas de primer nivel, celebración del entorno cultural y relajada exclusividad en un enclave paradisiaco. 

El mejor resort de la Riviera Nayarit tiene todo para fascinar a sus visitantes: confort absoluto, servicio personalizado y un entorno natural realmente privilegiado. Conrad Punta de Mita es el espacio ideal para gozar un verano de relajación frente al mar y disfrutar el universo exquisito de un complejo con tres piscinas, Spa, una ruta gastronómica sin igual y actividades culturales, de bienestar y deportivas, así como el adyacente Higuera Golf Club de 18 hoyos, diseñado por el legendario Greg Norman. 

Un espacio para cada huésped 

¡Las habitaciones de Conrad Punta de Mita son tan cómodas que no vas a querer dejarlas jamás! Y es que pocas sensaciones resultan más placenteras que hospedarse en una suite que supera todas las expectativas. Con su característica atención a los detalles, el resort ha cuidado todos los aspectos de sus habitaciones, desde la suavidad de los albornoces, el tacto de las toallas y los delicados aromas de las amenidades, hasta las obras de arte autóctono y un interiorismo moderno de influjo costero que sublima la belleza del oasis tropical circundante. 

Vistas al Océano Pacífico, terrazas privadas y un entorno perfecto para relajarse es lo que ofrecen para este verano las 324 habitaciones y suites de Conrad Punta de Mita, adecuándose a los requerimientos de los huéspedes, tanto para los que viajan en familia, como para quienes lo hacen en compañía de los amigos o la pareja. 

Aquí hay un espacio para cada visitante, como la Grand Suite Frente al Mar, un amplio espacio (234 metros cuadrados) con patio frente al océano, alberca de inmersión, cama king-size, bañera de pie y ducha grande. También destaca la Penthouse Suite Vista al Mar, con 301 metros cuadrados de impecable diseño, sala de estar, comedor y patio privado con piscina. 

Reconexión y armonía

La vivencia sensorial que ofrece Conrad Spa puede catalogarse como única, pues se trata de un santuario con jacuzzi, sauna, salón de belleza y siete salas de tratamiento en forma de capullo, a las que se accede mediante un túnel de plantas y flores, una experiencia específicamente creada para convivir de cerca con la naturaleza gracias a sus instalaciones al aire libre. Arraigados en la energía sanadora del mar, las montañas y la cultura mística Huichol, los tratamientos que se ofrecen incorporan ingredientes indígenas que alivian y revitalizan el cuerpo, conectándolo con la mente y el espíritu.

Para esta temporada, una de las experiencias de bienestar vigorizante que recomienda Conrad Spa es la Envoltura Corporal Antioxidante, un tratamiento con duración de 90 minutos que arropa la silueta con un revestimiento de activos hidratantes que combaten los procesos de oxidación y un bálsamo orgánico que infunde a la piel vitaminas. Se trata de un ritual de belleza que nutre la piel y relaja profundamente. Mientras se disfruta de este cálido envoltorio, no hay nada mejor que gozar simultáneamente de un masaje del cuero cabelludo o reflexología.

 

Abrir chat