La Magia de Whistler

Por Gabriel Ibarzabal

 

Si recuerdas la película de Avatar, donde prácticamente todos los elementos de la naturaleza tienen luz propia, entonces debes saber que en la vida real hay un sitio que es muy similar a este escenario creado por James Cameron.

Se trata de Vallea Lumina, una instalación multimedia en el bosque a 15 minutos de Whistler. Aquí, por la noche, puedes realizar un recorrido a pie a través de pequeños senderos, debajo de enormes árboles o sobre ríos.

Al avanzar por estos caminos, primero te encuentras con una casa de campaña, en donde hay un hombre cantando con una niña. A primera instancia piensas que son dos actores, pero no, son imágenes proyectadas sobre la tela del campamento.

Lo más espectacular es cuando llegas a una parte del bosque en donde cruzas un puente y hay millones de luces proyectadas sobre cada una de las hojas de los árboles, sobre sus troncos y dentro del agua del río que pasa por debajo de ti.

En ese momento sientes que estás en la película de Avatar, porque cada elemento de la naturaleza se ilumina, pareciera que tiene vida propia y te hace sentir perteneces al bosque. Y a esto súmale que escuchas a todo volumen percusiones como de rituales de indios norteamericanos que habitaban antes este territorio, que sientes el aire frío de la noche acariciando tu cara y percibes el aroma del bosque.

Vallea Lumina es una instalación que sólo estaba disponible en el verano, pero ahora también se puede visitar en el invierno. Estará abierta hasta finales de abril de 2020.

La entrada tiene un costo de 25 dólares canadienses, aproximadamente 400 pesos. Más información: ValleaLumina.com

Síguelos Instagram: @ValleaLumina

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?