close

business

People like you

People like you: Emilia Vidal

Presidenta del Consejo Nacional de Mujeres Empresarias

Consejo Nacional de Mujeres Empresarias
¿Dónde naciste y cómo fue tu niñez?

Nací y crecí en la Ciudad de México, en pleno corazón de mi ciudad, a dos cuadras de Reforma, cercana por una extraña razón a la embajada de los Estados Unidos de América. Mi familia está conformada por mi padre, Jorge Vidal Flores, quien siempre fue comerciante, mi madre, Esther Arzate de Vidal, quien siempre se ha dedicado a las labores del hogar, y mi hermana pequeña.

Mi niñez siempre fue una niñez “muda”; así le llamo porque siempre estaba observando todo lo que me rodeaba. Tuve la fortuna de que la ventana de mi casa daba a la calle donde se encuentra uno de los restaurantes franceses más famosos y elegantes, Les Moustaches.

Ahí soñaba desde niña con ser una de las señoras tan distinguidas que llegaban a comer a ese restaurante. Me parecía bastante extraño que al local no pudieran ingresar señores sin corbata. Ahí empecé a percibir la importancia del protocolo de la vestimenta, y mi padre me enseñó la importancia de vestir para la ocasión. Siempre crecí rodeada de personas mayores, lo que me ayudó a expandir mis horizontes.

¿Qué persona ha influido más en tu forma de ser?

Mi tía abuela, quien fue directora de Asuntos Indígenas en 1950. Ella participaba en la educación de niñas indígenas en la sierra de Chihuahua. Pensándolo bien, llegar a caballo con todo lo necesario y conversar con la persona encargada del pueblo para que le permitiera impartir clase, seguramente fue un gran reto para ella en su trabajo diario.

¿Cuál ha sido tu mayor reto?

Todos los días existen retos, y con ellos llega el aprendizaje. Se debe aprender a romper estereotipos y mantenerse en actualización constante. Aprender nuevos temas, para así tomar las decisiones correctas.

Cuéntanos un poco sobre el Consejo Nacional de Mujeres Empresarias.

Actualmente soy presidenta del Consejo Nacional de Mujeres Empresarias; dicen que si no encuentras espacios, hay que crearlos, y así fue como se fundó. Tenemos 16 comisiones, y todas nuestras acciones se basan en la responsabilidad social con perspectiva de género; nos hemos convertido en un grupo de referencia.

Fuimos invitados por ASUME para formar parte del selecto grupo de empresas en colaboración, y subimos nuestra prestigiada asociación al Consejo Coordinador Empresarial.

Fue debido a mi empresa que comencé a involucrarme en participaciones sociales, donde establecí vínculos entre sectores que me llevaron a querer hacer algo para superar la desigualdad de género.

Además, formé parte de la Confederación Patronal de la República Mexicana; soy la vicepresidenta de Prevención del Delito. Desarrollamos un programa con las empresas fortaleciendo la oferta de trabajo decente, donde los derechos y la erradicación de la violencia son agentes de cambio, en convenio con la Secretaría de Gobernación.

Refiriéndome al Consejo Nacional de Mujeres Empresarias, ¿de qué manera influye en las mujeres en la actualidad?

Es un espacio donde no hay límites. Una empresaria joven cuenta con grandes ideas para emprender su propio negocio pero se encuentra con varias limitantes, como los recursos físicos y monetarios. El Consejo Nacional de Mujeres Empresarias es un espacio que apoya a las mujeres que no tienen una oficina, para que puedan contar con una, y que esto no sea una limitante para alcanzar sus metas. Además, se ofrecen asesorías y networking para enlazar ideas.

¿Qué consejos les darías a las mujeres que estén pensando en entrar al mundo de los negocios?

Que se apasionen, porque existirán momentos de duda e inseguridades. Por ello se debe buscar la pasión, que es la que lleva al éxito.

LEER MÁS
People like you

People Like You: Isabel Alonso Piñar

Directora de la Oficina Española de Turismo en México

De gran calidad humana, Isabel nos muestra su lado más íntimo, sus experiencias de vida y los caminos que recorrió hasta llegar donde hoy está. Menciona los retos de su posición y la importancia de disfrutar las sorpresas que la vida tiene para ofrecer. Y por supuesto, cómo fue que México se convirtió en su hogar.

Hablamos sobre ti. ¿Quién es Isabel Alonso Piñar? ¿Cuáles son tus pasiones?

Isabel es una granadina de nacimiento, madrileña por adopción y enamorada de México. Tengo 39 años, lo cual me permite caminar por la vida con cierta experiencia, y eso me encanta. Aun así, hay infinidad de ocasiones en las que me siento como una niña, con todo por descubrir y aprender.

Me fascina la música y el arte en general; ir al cine, sola o en compañía, me parece siempre el plan perfecto. Por supuesto, adoro viajar si dispongo de más tiempo, ¡creo que es una de las mejores inversiones que podemos hacer! Al viajar nos desconectamos de nuestra vida cotidiana y estamos expuestos a nuevas experiencias que nos devuelven a nuestro destino de origen con un agradable y necesario reset. Y por último, tengo dos grandes pasiones: mi marido y mi hijo.

¿Cómo es crecer en España y tener una vida profesional en México?

Estudié Derecho en ICADE y soy Administradora Civil del Estado desde 2006. Posteriormente, mi carrera estuvo vinculada con el turismo, las relaciones internacionales y la comunicación, siempre con un interés enorme por lo que ocurría fuera de España y con el anhelo de conocer a fondo otras culturas.

Por este motivo, tener una vida profesional en fuera de España es, de alguna manera, algo muy natural para mí, porque siempre lo consideré una opción interesantísima. Más allá de esta cuestión, he tenido mucha suerte de venir a México. Podría resumirte mis sensaciones en una sola frase: “Me siento en casa”.

¿Qué persona fue la más influyente en tu crecimiento y por qué?

Creo que soy fruto del poso de las enseñanzas que han ido dejando en mí diferentes personas que han estado o están presentes en mi vida.

El pasado mes de enero pude asistir a la celebración del 25 aniversario de mi salida del colegio en Granada ¡y fue tan emocionante reencontrarnos! Pasar tiempo juntos tantos años después me hizo darme cuenta de la enorme influencia que tuvieron mí mis primeros años como estudiante.

¿Cómo fue tu primera visita al país?

Mi primera visita a México fue a la Riviera Maya en 1993. El contraste con el frío febrero español y la belleza de las playas me hicieron sentir que México era un paraíso vacacional.

Para mí ahora México significa mucho más. Es un país con una riqueza cultural y económica difícil de igualar. Es color e intensidad. Es el país en el que nació mi hijo. Es mi hogar.

¿Cómo fueron tus inicios  en el mundo del turismo?

Empecé en el ámbito regulatorio y en la gestión de las relaciones de la administración pública española con las regiones, municipios y con otros estados y organizaciones internacionales. Fue una gran oportunidad para ir construyendo una visión de conjunto de España como destino turístico y de la importancia que las políticas públicas pueden tener sobre el desarrollo turístico. Creo que, en este ámbito, el reto más importante al que nos enfrentamos en los próximos años es el de la regulación y el adecuado encaje de la nueva economía digital en el sector.

¿Cuál fue el momento crucial en tu vida que hizo que llegaras a donde te encuentras ahora?

Diría que fue el momento en que empecé a trabajar para el Estado español, tras muchos años de estudio. Tomar ese camino definió al cien por ciento mi carrera profesional y me ha permitido dedicarme a lo que más me gusta: defender el interés público.

Cuéntanos. Desde tu perspectiva  ¿cuál es tu estrategia para promover el turismo a España en México?

El año pasado fueron 450,000 los turistas mexicanos que viajaron a España. México es un mercado que mantiene estabilidad hacia España en número anual de turistas y que está, además, por encima de la media de gasto del viajero internacional.

En este contexto, es necesario distinguir entre aquellos mexicanos que ya han viajado a España, para los que se trata de un destino consolidado y a quienes debemos presentar nuevas experiencias que vayan más allá del viaje tradicional a Madrid y Barcelona, frente a los que no nos conocen, que siguen buscando visitar nuestras principales ciudades.

¿Cuál es el motivo por el cual el mexicano visita España, y viceversa? ¿Qué es lo que más consume en tu país?

Los productos más interesantes para los mexicanos son el turismo urbano, el arte y la cultura españoles, la gastronomía y las compras. El turismo religioso y deportivo también son altamente demandados y presentan datos de crecimiento muy interesantes.

Los españoles vienen a México buscando sol y playa, principalmente de la costa caribeña.

¿Qué oportunidades a futuro pueden tener México y España en el turismo?

Como destinos líderes a nivel internacional en los que el turismo representa una parte considerable del PIB, México y España cuentan con un abanico enorme de oportunidades que han de saber aprovechar en beneficio de sus ciudadanos, del desarrollo de sus economías y siempre a favor de la conservación de su patrimonio histórico y natural. Aquí sectores públicos y empresas han de trabajar de la mano y el consumidor ha de elegir de manera responsable, siendo consciente del poder que tiene la decisión de consumo de cada uno de nosotros.

¿Qué les recomendarías a las próximas viajeras en sus futuros viajes a España?

En España cada viajera puede encontrar su destino ideal: las amantes del arte pueden recrearse en la celebración del bicentenario del Museo del Prado; las apasionadas de los espectáculos deportivos pueden disfrutar de la final de la Champions League, y para las que disfrutan la buena mesa, nada mejor que saborear una tapa acompañada de un vino español. También hay una España para conocer con los más pequeños de la casa, otra muy romántica ¡y otra para ir sólo con amigas!

LEER MÁS
Beauty

La sonrisa, clave para los negocios

La dentadura es nuestra carta de presentación y un arma de venta. Si tus dientes no están perfectos, es hora de encarar un cambio.

En teoría, somos conscientes de lo que decimos y de cómo nos debemos de expresar. Las  personas dedicadas al  área gerencial, de ventas, o que tienen en su manos la capacidad de cerrar negocios, normalmente están entrenadas para hablar, en específico saben qué palabras usar, en qué tono de voz, etc.

¿Qué hay de nuestra postura corporal o expresiones faciales que acompañan  nuestro lenguaje verbal?

La mayoría de las veces, cuando interactuamos con otros, nos enfocamos en las palabras que usamos, pero cabe recordar que en nuestro rostro interactúan muchos músculos.

Y una pequeña mueca puede cambiar totalmente el sentido de lo que queremos expresar. En el mundo de los negocios no es la excepción. Nuestro rostro es nuestra carta de presentación y cuando se trata de tratos comerciales, la imagen es indispensable.

“Una sonrisa vale más que mil palabras”

Si bien es cierta una frase tan trillada, el efecto emotivo que conlleva que alguien nos regale una sonrisa, nos provoca inmediatamente una sensación de relajación.

Hay algo que no podemos negar:

Una sonrisa vende y puede que hasta más de lo que nos imaginamos. Sabemos que en la mayoría de las marcas comerciales, sean de productos o servicios, el objetivo es que encontremos “la felicidad” al adquirir o experimentar tal o cual cosa.

Por otro lado, no debemos olvidar el “sentido” o la “autenticidad” que proyecta la sonrisa. Es decir, las sonrisas falsas son notorias y pueden ser perjudiciales en nuestra venta o negociación.

Varios estudios, como el realizado en la Universidad de Florida  en conjunto con otras, como  la de Iowa, la de Adelphi y la de Kansas, señalan –por ejemplo en el artículo “Smile Big or Not” (Sonreír ampliamente o no)-, que el sonreír amplia  o discretamente dará la pauta de si los asuntos a tratar son de riesgo o no.

Por ejemplo:

Si se trata de un abogado o un médico que trata con sus clientes o pacientes asuntos de gravedad, el sonreír ampliamente les causará dudas al respecto, pues esta sonrisa se percibirá como incompetencia.

Por el contrario, si el tema a tratar está relacionado con ventas que no suponen ningún riesgo, una gran sonrisa será siempre la llave del éxito, pues una expresión de este tipo, cálida y autentica, es una invitación a escuchar a esa persona.

La apariencia de nuestros dientes influirá mucho…

En cualquiera de estas opciones. Se sabe que el aspecto personal también comunica una idea, y si tus piezas dentales están en mal estado, con caries, con restauraciones que delineen sombras oscuras cerca de la encía, o en mala posición, o si directamente faltan, esto mostrará descuido, falta de aseo personal.

Nos hará pensar que si el cuidado de su cuerpo no es importante, tal vez no sea una persona confiable o capaz. Es aquí donde la estética dental juega un papel sobresaliente. Un manejo adecuado con profesionales en la materia puede convertir una sonrisa deplorable en una que demuestre confianza y pulcritud.

Para lograrlo:

Contamos con numerosos tratamientos: blanqueamientos, carillas de porcelana, coronas libres de metal, implantes dentales (si fuera necesario) regeneración o saneamiento de encías, ortodoncia invisible, etc.

No solo se trata de lograr dientes blancos o derechos, sino de e analizar diferentes aspectos de la cara, labios, encía, ejes de los ojos, y otros trazos equidistantes que resulten en cierta armonía facial. De esta manera, el efecto psicológico que conlleva una bonita sonrisa tendrá una gran recompensa, aunque tu objetivo no sea más que sonreír para el éxito.

Dra. Lizbeth Infante de Nader
Odontóloga, Dental Arts
FB: Clinicaesteticadentalarts
Tw: @DentalArts1
dentalarts.com.mx

LEER MÁS