close
Femme Sense

Hábitos que cambiarás con tus perros a partir de la contingencia

Foto: Freepik.

Ahora que estaremos de regreso a la nueva normalidad, te damos algunas recomendaciones y hábitos que seguramente esta contingencia introdujo en la convivencia con nuestros perros. Pon atención a estas observaciones, que expertos como Esther Charles, MVZ para Cesar México, comparten contigo:

Serás más estricto en su alimentación

Foto: Cortesía de la marca.

De ahora en adelante serás más cuidadoso con su alimentación, para darle una mejor calidad de vida.

En este aspecto, la mejor opción siempre será el alimento procesado, ya que contiene los ingredientes necesarios para una nutrición equilibrada. Marcas como Cesar® ofrecen alimento que —además de ser delicioso y basado en recetas caseras— provee los nutrientes necesarios para reforzar sus defensas. También, al ser alimento húmedo, contiene un adecuado porcentaje de agua para mantenerlo hidratado.

Vigilarás más su estado de salud

Foto: Cortesía de la marca.

Estarás más al pendiente de la salud de tu perro. La convivencia diaria te ayuda a leer cuando su salud está en perfectas condiciones o no. Recuerda que nadie conoce más a tu perro que tú mismo. Así que, ante cualquier anomalía que notes, no dudes en consultar a tu veterinario de confianza.

También extremarás las medidas de limpieza y desinfección de los espacios donde conviven. Puedes utilizar gel desinfectante antes y después de pasar el tiempo con él.

Para que tu amigo se acostumbre de nuevo a tu ausencia

En este tiempo que regresaremos a los lugares de trabajo, nuestros perros notarán esa ausencia; para que esto sea más leve, puedes tomar en cuenta las siguientes medidas en días previos a tu regreso a la oficina:

  • Foto: Cortesía de la marca.
    Apártate de él por más tiempo. Puedes encerrarte en tu estudio o área de trabajo en casa por lapsos más largos. Evita que te acompañe, para que empiece a acostumbrarse a tu ausencia. Y cuando lo veas de nuevo, acarícialo o prémialo para que relacione tu presencia con algo positivo.
  • Deja que se vaya acostumbrando a tu patio o balcón. Durante una buena parte del día puedes ir dejándolo en el espacio donde pasará la mayor parte del día cuando te vayas. Si hablamos de un patio o balcón, no olvides tener siempre agua, comida y un lugar sombreado a su disposición, para protegerse de la lluvia y el sol extremo.
  • Haz que conviva más con tus familiares o vecinos. Ya sea que vivas en casa de tus papás, con roomies o con tu pareja, procura que tu perro se familiarice con todos, para que no se acostumbre solo a estar contigo. Fomenta que todos participen en el apapacho. Así será más fácil que se adapte a tu ausencia y haya más turnos entre todos para pasar tiempo con él.
  • Si lo vas a dejar en guardería. Programa estancias que cada vez se empiecen a hacer más largas. Poco a poco se va a ir acostumbrando al ambiente, a la convivencia con otros perros y a tu ausencia. Eso sí, cuando estés de regreso apapáchalo como nunca.
  •  Si se queda en casa. Una sesión de juego intenso a primera hora del día será un gran momento para disfrutar a tu perro y que este quiera descansar el resto de la mañana. Puedes también esconderle premios por toda la casa para que ejercite su sentido del olfato y se distraiga un rato.

Leave a Response