Olvida todo y vete a Bacalar

¿El estrés, el trabajo y la histeria que te regala de la vida en la ciudad te tiene con los nervios en estado de alerta permanente? En este paraíso se te resbala todo.

FACTS PARA APANTALLAR

El nombre de Bacalar viene de la palabra maya “Bakhalal”, que quiere decir “cerca o rodeado de carrizos”.
El poblado fundado por los mayas en el año 415 d.C. Fue un importante punto de intercambio de mercancías entre las regiones que hoy son Centroamérica y la Península Yucateca.
Hoy la zona tiene 52,000 hectáreas protegidas, que incluyen cenotes y manglares, y que son hábitat para cientos especies de aves, peces y animales únicos de la región.
La Laguna de Bacalar tiene 42 kilómetros de largo y hasta 4 kilómetros de ancho en sus puntos más amplios.

 

¿CÓMO LLEGO?

Bacalar está a unos 40 km al norte de Chetu​mal, la capital del estado de Quintana Roo. La mejor opción siempre es volar Chetumal y de hacer el resto por tierra en autobús, camioneta o rentar un carro. Desde Cancún, es un viaje por tierra de unas 4 horas.

LA LAGUNA DE LOS 7 COLORES

El atractivo número uno. Las tranquilas aguas de la Laguna de Bacalar, aka. “La laguna de los 7 colores”, son ideales para una gran variedad de actividades acuáticas como snorkel, buceo, kayak, wakeboard y jet ski o paseo en lancha. Ahora que, si la actividad física no es lo tuyo, siempre puedes chapotear plácidamente en las aguas, tirarte por horas a desafiar a los rayos UV y quitarte el color verde oficina o tomarte selfies para restregárselas a tus followers de Instagram.

FUERTE DE SAN FELIPE

Un must para los amantes de la historia. El fuerte fue construido en 1729 y es ejemplo de la arquitectura militar de la Nueva España. Fue usado para defenderse de los ataques de piratas (de esos de perico y pata de palo, no de los que te venden películas que aún no llegan a cartelera). En el fuerte esta actualmente el Museo de la Piratería, que abre de martes a domingo de 11 a 19 horas.

PLAZA PRINCIPAL Y PARROQUIA DE SAN JOAQUÍN

El parque central cuenta tiene un kiosco y jardines, ideal para pasar la tarde o tomar un café. A sólo media cuadra encuentras la Parroquia de San Joaquín, una sencilla, pero muy bonita construcción Colonial del siglo XVIII.

ESTROMATOLITOS (para los de alma científica)

¿Estromatoqué? No les vamos a mentir, tampoco sabíamos qué eran así que lo googleamos. Según el Instituto de Geología de la UNAM (¡Goooya!), “Son estructuras órgano-sedimentarias laminadas (…) los estromatolitos forman parte del registro fósil más importante de la vida microbiológica temprana”. Tienen miles de millones de años y los puedes ver en la laguna a lo largo de una zona de 7 km de largo conocida como “Los Rápidos”.

ANA SYLVIA RAMÍREZ & AARÓN BORRÁS


Fotógrafos y creadores de contenido

Ig. @aaron.borras

aaronborras.com

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?