Chely Lerdo de Tejada, la mente imparable detrás de Bendito Bazar

Por Regina Lázaro

Al preguntar quién es Chely Lerdo de Tejada muchos pueden referirse a ella como una de las precursoras del networking en México, una mujer con un espíritu en constante movimiento que siempre está pensando qué hacer e incluso ella misma reconoce que no puede vivir sin hacer nada. “¿Qué te puedo decir? Me la vivo de cita en cita”, afirma. Y es que tras varios años en los que sus tiendas de ropa y accesorios Uhma triunfaron en la colonia Lomas de Chapultepec, la llegada de la pandemia la orilló a reinventarse ya que como muchos establecimientos se vio forzada a cerrar las cortinas de los locales, pero fue esa misma tela la que la impulsó como los acróbatas a presentar su siguiente acto: Bendito Bazar, un proyecto que creó con su amiga y socia Mónica Martín. 

La idea nació en pleno confinamiento, cuando en la casa de una de sus hijas vio una oportunidad más que de negocio, de construir una red en la que hubiera espacio para todas las mujeres. 

“En la pandemia las mujeres sufrieron tanto, pues para muchas su fuente de ingreso eran los bazares y al cancelarse perdieron demasiado, pensé en que teníamos que hacer una asociación de mujeres reconstruyendo México”, comenta y agrega que si bien existen bazares maravillosos que ayudan muchísimo, estos son tremendamente elitistas e impiden que cualquier persona forme parte de ellos, por lo que su idea siempre estuvo fundamentada en la inclusión, lo que llevó a que la propia esposa del alcalde de la delegación Miguel Hidalgo le propusiera hacerlo en el Parque Lincoln, actualmente Bendito Bazar tiene como sedes Plaza Carso y una casa ubicada entre Anatole France y Emilio Castelar, en Polanco.

La personalidad y trayectoria de Chely la hacen una figura icónica, algo así como el ingrediente estrella de cualquier receta, por ello vale la pena indagar más sobre sus raíces y el camino que ha recorrido con mucho estilo. Es la más chica de siete hermanas, siendo hasta cierto punto la más rebelde y en ocasiones irreverente, es madre de dos hijas y después de haber estado felizmente divorciada durante 10 años se casó con Guillermo Lerdo de Tejada. “Pensé que nunca en mi vida me iba a volver a casar pero cuando te llega, aunque te quites, es un hombre maravilloso que me apoya en todo”, dice contenta. 

Lo cierto es que no todo ha sido tan glamuroso en la vida de Chely, a sus 48 le fue detectado cáncer de mama y lo superó, por esos años era instructora de Sport City, la primera maestra que tuvo México de spinning en indoor cycling, gracias a lo que pudo superarlo. “La gente me decía ‘¿para qué te sirve tanto ejercicio? si de todos modos te dio cáncer’ y les contestaba que para que a los 15 días de una mastectomía yo estuviera subida en una bicicleta volviendo a dar clases”. Durante 16 años llevó más allá de sus límites a sus alumnos y tiempo después tuvo un aparatoso accidente en Paseo de la Reforma en el que su rostro se vio seriamente afectado por lo que se sometió a cinco operaciones de las que hoy no queda ni rastro. 

El éxito nuevamente estuvo del lado de Chely con el lanzamiento de BrasilSul, una franquicia que tuvo por 10 años con su comadre Elisa Salinas y que llegó a los aparadores de Liverpool y El Palacio de Hierro a pesar de que en ese momento la gente no pagaba tanto por unos leggins, posteriormente fungió como consejera del periódico Reforma y el resto es historia. 

“A partir de que decidí traer BrasilSul me di cuenta de la delicia que es tener tu dinero, cada vez que una clienta llegaba a la tienda y querían que su marido no se diera cuenta de lo que habían gastado, yo les decía ‘Haz algo porque si te divorcias a ti que ni se te mueva un pelo’, sé que no hay nada más grato para una mujer que ser autosuficiente, aunque me gusta que me mantengan y que me consientan eso no va a peleado con que yo sea una mujer empresaria que trabaja y que tiene mucha independencia, ese ha sido mi estandarte, me gusta ayudar a las mujeres codo a codo, sin envidia ni competencia sino con esta unión tan necesaria en estos días. Cuando llegué a la delegación Miguel Hidalgo me preguntaron cuáles eran las comunidades que iba a ayudar y les respondí que ninguna, que yo iba a ayudar a un núcleo de mujeres que no suelen recibir apoyo”, comenta. 

De hecho, el proceso de convocatoria de Bendito Bazar es directamente con ella, basta con escribirle un mensaje directo por Instagram (@chelythequeen / @benditobazarmx) para que te invite a una reunión y afinar los detalles de tu participación. A la par que Chely se encuentra organizando la novena edición que tendrá lugar el 3 y 4 de septiembre en la locación habitual de Polanco, está trabajando con la empresa americana Kannawey que se especializa en CBD, un mundo que se ha abierto ante ella y que la tiene sorprendida.

Los básicos de Chely Lerdo de Tejada
  • Zambullirse en una tina con hielo a 15º bajo cero para resetear su sistema, o al menos sumergir su cara en un bowl con hielo, cuarzos y un puño de sal del Himalaya.
  • Comer una vez a la semana con sus hijas Alejandra y Paola.
  • Reunirse todos los lunes con su grupo de amigas para jugar dominó cubano.

 

En palabras de Chely

Cuando Ann me invitó a participar en AirFemme, no pude sentir más que una gran alegría. Tener la oportunidad de compartir con ustedes experiencias y anécdotas de vida hace que toquemos nuestro ser con una visión de amor y respeto. Poder estar aquí en cada edición será, además de un gusto, una plataforma para vivir la experiencia de ser nuestra mejor versión. Buscaremos plantear objetivos claros y realistas haciendo nuestra vida más fluida, más interesante, más profunda.

Hablaremos de viajes, experiencias, oportunidades, técnicas de sanación y rejuvenecimiento, relaciones, entretenimiento, nuevas recetas… en fin, todo aquello que sume y nos haga más felices.

La vida nos sorprende de distintas maneras, cada vez que expandimos nuestra zona de confort avanzamos en el camino correcto. Estar preparados para este cambio es el reto de nuestros días, reconocer aquello que nos ofrece una oportunidad y tomarla.

A lo largo de mi vida he conocido mujeres de todo tipo, las que confían, las que aprenden, las que luchan, las que comparten, las que están en la búsqueda. 

Todas hemos pasado mejores y peores etapas, nos hemos enfrentado a los problemas, nos hemos deprimido, hemos llorado. Pero hoy también hemos aprendido la importancia de la sororidad, y reconocemos la importancia de estar. De estar para tus amigas, para tus hermanas, para tus mujeres.

Propongo que seamos esto, un grupo de mujeres unidas en búsqueda de un mundo mejor para todos.

 

Abrir chat