Impecable entrega: Sandra Hernández

Si hay algo que distingue a Sandra Hernández en el mundo de la hospitalidad es su trayectoria, pero también la manera en la que busca que su equipo siempre se supere a sí mismo.

Como directora general de Club Med para México ha entendido a la perfección las exigencias del mercado, y que resulta necesario trabajar constantemente para que los resultados sean mayores a los esperados.

He aprendido a cuidar cada uno de los procesos de nuestros hoteles, que el huésped sienta realmente que está recibiendo una experiencia muy diferente a la que podría tener con la competencia.

Como equipo sabemos que siempre existe ese pequeñito detalle que se puede mejorar. Cada vez resulta más común que el viajero se vuelva muy exigente, entonces debemos ofrecerle lo que desea, e incluso sorprenderlo con algo más”, cuenta Sandra Hernández en entrevista.

Ser una mujer a cargo de una compañía trasnacional ha significado para Sandra Hernández una serie de responsabilidades, pero también de satisfacciones.

Que una persona de nacionalidad mexicana esté liderando a Club Med México, demuestra que la compañía no sólo confía en el talento que existe en el país, sino también que tiene altas expectativas para este mercado.

Es un gran orgullo ser parte de un proyecto que ha tenido varios momentos de evolución, y que ahora busca entender las necesidades del viajero, que especialmente desea saber qué es lo que buscan las familias millennials, porque muchas veces pensamos que quieren cierto servicio o lujo, pero realmente esto qué significa”, expresa Sandra Hernández.

Su vida como viajera

Los detalles resultan tan importantes para Sandra Hernández que incluso los cuida cuando le toca viajar, especialmente cuando es por cuestiones de trabajo.

Soy muy exigente conmigo misma porque no me permito olvidar nada, me gusta que todo esté perfectamente alineado, que cada uno de mis atuendos combine perfectamente.

Cuando se trata de las vacaciones familiares tengo que ver por mi maleta y por la maleta de la familia, pero ahí sí trato de relajarme un poquito más porque sé que la dinámica es otra”, explica Sandra Hernández.

Como viajera hay algunos elementos que sí o sí deben estar en su equipaje y que resultan muy especiales para ella.

No puede faltar en mi maleta la foto de mi familia. Además, hace poco falleció mi papá así que también llevo una foto de él porque siento que va conmigo a todos lados.

Y otra cosa muy importante es llevar un libro porque me ayuda a siempre cambiar mi visión y romper barreras”.

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?