Utiliza un irrigador bucal para prevenir enfermedades dentales

Aunque la mayoría de las personas se cepilla los dientes regularmente, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 9 de cada 10 mexicanos presentan caries o alguna enfermedad en las encías, las cuales son la principal causa del mal aliento y complicaciones que, en su mayoría, pueden revertirse con buenos hábitos de higiene bucodental.

El gran acierto de los irrigadores bucales es que llegan hasta donde las cerdas del cepillo y el hilo dental no tienen acceso y su uso es más fácil de lo que parece. Antes de utilizarlo se debe realizar un cepillado en dientes, mejillas y lengua de manera habitual, posteriormente seleccionar y colocar el cabezal que se requiera utilizar, por último, apuntar el irrigador entre los dientes y a lo largo de la línea de las encías. Este procedimiento sólo tomará 60 segundos.

Un irrigador bucal como el de  Waterpik, no solo ayuda a prevenir enfermedades dentales, también es el instrumento ideal para tener una sonrisa sana y limpia. Además de ser un gran aliado para aquellos con tratamientos de ortodoncia, prótesis dentales y trabajos como coronas, puentes y carillas. Además ayuda a eliminar la placa dental y a prevenir enfermedades dentales comunes como caries, gingivitis, periodontitis, mal aliento y hasta la pérdida de piezas dentales.

Los irrigadores bucales han demostrado tener beneficios significativos para la salud bucal, siendo un 50% más eficaces que el hilo dental, el aire presurizado y los cepillos interdentales y eliminando el 99.9% de la placa dental en las zonas tratadas satisfaciendo las necesidades dentales desde la comodidad del hogar.

 

Abrir chat