Cuida tu piel en la menopausia

Una de las consecuencias más habituales durante la menopausia en una mujer es la pérdida de la elasticidad en la piel. Además de que a estas edades ya se ha reducido notablemente la producción natural de colágeno, la reducción hormonal también influye en que la piel pierda elasticidad y, por tanto, sea mucho más fácil que se marque y se arrugue.

También ocurre que la piel se vuelve más fina y mucho más frágil. Algo que se percibe, en primer lugar, en la dificultad para cicatrizar las heridas y más fácil que la piel se lesione.

Otro de los factores que ocurren son la pérdida de la luminosidad y de la tersura. El óvalo facial comienza a descolgarse y la piel comienza a dejar de tener un aspecto homogéneo. Es frecuente que se vea seca, con aspecto deshidratado y muy apagada.

Muchas mujeres comienzan a ver como aparecen manchas en sus manos o en su rostro, algo que suele preocuparles bastante desde el punto de vista estético.

Recomendaciones para cuidar nuestra piel durante la menopausia

  • Elige una actividad física

Realizar ejercicio moderado entre 30-60 minutos a diario como ejercicio aeróbicos, sin exceso de peso y con estiramientos. Esto ayuda a reducir los síntomas de la menopausia.

  •  Seguir una dieta cardiosaludable

Debe ser rica en proteínas y antioxidantes y pobre en carbohidratos. Es esencial evitar el sobrepeso y limitar el alcohol y el tabaco.

  • Hidratación por dentro y por fuera

Es conveniente ingerir diariamente al menos 1 litro de agua y utilizar productos hidratantes tras el baño, especialmente en brazos y piernas.

  •  Correcta higiene

Utilizar jabones líquidos no irritantes que mantengan un PH alcalino y secar sin fricción.

  • Productos antioxidantes

Los tratamientos cosméticos deben contener antioxidantes, como la vitamina C, E o ácido ferúlico y retinoles durante la noche.

  • Protección ante la radiación solar

El exceso de sol causa envejecimiento cutáneo. Moderar la exposición, usar fotoprotección alta y utilizar prendas adecuadas.

  • Gestos cotidianos

No utilizar prendas ásperas, evitar cambios bruscos de temperatura y tratar de disminuir el estrés y la ansiedad.

  • Acudir al dermatólogo

Las lesiones de envejecimiento pueden mejorar con un tratamiento dermatológico o quirúrgico adecuado.

  •  Retrasar el envejecimiento

Microdermoabrasión, peeling, rellenos, estimuladores del colágeno, técnicas de tensado, láser, todos estos ofrecen excelentes resultados.

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?