Sanar por fuera y por dentro

El match perfecto para una piel y cabello saludable.

La deficiencia de ciertos nutrientes o su mala asimilación se manifiestan en nuestra apariencia, a través de condiciones como piel reseca o caída de cabello Cuando se suma la consulta del nutriólogo con la del dermatólogo se obtiene una solución integral para la salud y belleza de la piel y el cabello.

Una adecuada alimentación que incluya los nutrientes que nuestro organismo necesita, es uno de los factores que influyen en la salud en general, así como en la apariencia y belleza de la piel y el cabello.

Por el contrario, las deficiencias nutrimentales o la mala asimilación de ciertos nutrientes, derivada de una mala absorción intestinal, puede causar diferentes trastornos como fatiga, insomnio, pérdida de memoria, falta de concentración, estreñimiento y problemas gastrointestinales; así como ciertas condiciones en la piel y el cabello, entre las que se encuentran acné, resequedad o alopecia. Algunas veces, la rosácea y la psoriasis no sólo son problemas cutáneos, sino que están muy relacionados con el tema gastrointestinal. Asimismo, las alergias y sensibilidades en la piel son parte de una respuesta del cuerpo de una inflamación a largo plazo.

Existe evidencia científica en la cual se explica que la deficiencia de la vitamina D está conectada con la alopecia, así como algunos trastornos metabólicos y hormonales.

Este tipo de problemas se pueden controlar de una mejor manera si se suma la consulta del dermatólogo con la nutrición funcional, para obtener una solución integral y multidisciplinaria. Todo lo que sucede en nuestro organismo está conectado: si se tiene alguna alteración nutricional, se manifestará a través de diversos síntomas y/o signos.

“La nutrición nos va a ayudar a saber por dónde caminar para poder sanar, así como a determinar qué es lo que está generando una disfunción dentro del cuerpo, la cual no nos permite tener una piel bonita o un cabello sedoso y con brillo a largo plazo. Tenemos que observar el sistema gastrointestinal y conocer cómo está trabajando la tiroides y/o las hormonas para obtener los resultados que deseamos en el área dermatológica”.

En la medicina funcional, los problemas como acné, resequedad o caída de cabello son indicadores de que algo está sucediendo dentro del cuerpo y son señales muy claras que envía el organismo de un desequilibrio.

Debemos cambiar nuestros hábitos y procurar el autocuidado, asistir de manera regular a consulta nutricional podría servir de guía para reeducar a las personas que descuidan sus hábitos alimenticios debido al confinamiento causado por la pandemia. Este es el momento perfecto para retomar los buenos hábitos con el apoyo de los médicos especialistas.

La misión del área de nutrición es ayudar al paciente a escuchar su cuerpo para que funcione mejor y saber qué está sucediendo por dentro para lograr metas continuas y a largo plazo.

Sanar por fuera y por dentro es un match perfecto y una solución efectiva y duradera dentro del plan de salud y belleza de la piel y el cabello.

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?