close
Foto: Freepik

Por: Samuel González Guzmán, Presidente Ejecutivo de Fundación E.

Soy un firme creyente que cualquier persona que se lo proponga, puede emprender. Mucho se discute si los emprendedores nacen o se hacen; algunos indiscutiblemente tienen un talento nato  y una visión que los lleva a olfatear y ejecutar proyectos de empresa con éxito.  Igualmente hay quienes lo aprenden y lo desarrollan.

Emprender es una decisión personal y profesional. Se trata de una disciplina como el arte o el deporte. Por ello, para emprender hay que tener vocación, prepararnos y rodearnos de personas que nos impulsen hacia las metas que buscamos alcanzar, bajo ese contexto emprender es para todos… pero no todos se atreven.

En la actualidad resulta indispensable fusionar la diversidad y la inclusión de talentos; conjugar aciertos y oportunidades para así permitir que los emprendedores de vocación surjan, los de formación crezcan, y los empresarios se consoliden.

A continuación, te mencionamos algunos aciertos y oportunidades para tomar en cuenta al momento de emprender.

Aciertos

  • -Cuida la calidez en el trato, especialmente la construcción de relaciones interpersonales para hacer negocios de corto, mediano y largo plazo.
  • Ten flexibilidad y adaptación al cambio; la evolución es permanente.
  • Crea una marca con tradición y lealtad de y hacia los consumidores.
  • Observa las tendencias sociales, políticas, económicas, culturales, y evalúa cómo puedes aplicarlas en tu negocio.
  • Nunca pierdas de vista la creatividad, ingenio e innovación.

Oportunidades

  • Genera objetivos y estrategias cuantificables. Con una propuesta de valor clara, particularmente centrada en la solución de problemas.
  • Desarrolla habilidades para la generación continua de propiedad intelectual basada en investigación, ciencia y tecnología.
  • Construye tácticas alternas para la generación de capital, divergentes al crédito bancario tradicional.
  • Emprende unidades de negocio en sectores poco explorados.
  • Crea el hábito de abrir nuevas categorías de negocio dentro de tu empresa.
  • Planea la reinversión de capital y las utilidades en la misma empresa.
  • Delega el control, incluso cuando se trate de empresas familiares. La compañía debe tener autonomía, funcionado con su dueño, sin su dueño y a pesar de su dueño.
  • Sí, emprender es para todo aquella persona que quiera correr el riesgo, romper miedos, informarse, conectarse, asumir responsabilidades ¿estás listo?

Leave a Response