Macarrones y champaña

El postre de  MARÍA ANTONIETA

Nunca te imaginaste que tu dulce antojo sería el mismo que el de una Reina.. sí el de famosa Consorte  de Francia del siglo XVIII.

Si hay algo que enorgullece a los franceses es su repostería, reconocida en el mundo como una de las mejores, además de ser altamente refinada. Y es que, ¿quién no espera ese momento al final de una comida para disfrutar del postre?, al cual le podemos dar el nombre de “pedacito de cielo”. No hay un sentimiento que defina el placer de saborear pequeños trozos dulces. Éste es el caso de los famosos macarrones: son lindos y ricos minisándwiches, en forma de círculos de colores hechos de polvo de almendra, azúcar y rellenos de chocolate, frutas o rosas. El origen de dichos bocadillos data del Renacimiento. La historia más popular es que fueron servidos en la boda de Luis XVI y María Antonieta (10 de mayo de 1774), dado que era su postre favorito. De hecho, fueron especialmente preparados por el pastelero San Juan de Luz a petición de la novia y pronto se volverían un distintivo de aquella época que, para ser sinceros, ha trascendido en el tiempo con sus adorables envolturas y colorida presentación.

TENTACIÓN MAISON KAYSER

Hoy en día, existen un sinfín de marcas reposteras dedicadas especialmente a la elaboración de tan pequeña y deliciosa tentación, pero son pocas las que conservan la tradición de los sabores y consistencia de los macarrones. Si nos vamos a comer algo con gran carga calórica, debe de valer la pena, cumplir con nuestras expectativas y, sobre todo, poderse disfrutar de principio a fin. Tal es el caso de Maison Kayser, panadería francesa con una gran gama de productos originarios del país galo. Aquí no sólo se hace pan, es hogar de los más refinados y auténticos macarrones, su postre emblemático, pues es de color rojo, relleno de ligera crema de pistache y frambuesas, su presentación es individual o para compartir, también hay otras tantas opciones y sabores que no puedes dejar de probar. maison-kayser.com.mx

¿Y LAS BURBUJAS? que sean DE MOËT

Si te estás preguntando con qué los puedes comer: es ideal acompañarlos de una taza de café o té, pero su inseparable compañía es la champaña. Sí, así como lo estás leyendo, esta mezcla es muy buena opción para mantener el equilibrio del dulce en el paladar. La recomendación es una copa espumosa de la reconocida marca Moët & Chandon, la edición limitada de Moët Rosé Impérial se distingue por su sabor frutal, el cual es añejado durante dos años; su color rosa brillante es el reflejo de su principal ingrediente, los frutos rojos y un toque de pimienta enaltece los sabores a la hora de mezclarlo con este postre. Como verás este diminuto antojo, combinado con unas cuantas burbujas, se convierte en un lujo más para disfrutar. sp.moet.com

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?