close
Fotografías: Cortesía de Aspen Snowmass.

Aspen es uno de esos destinos que resulta sumamente especial. Tiene un aire cosmopolita único que se combina perfectamente con la belleza del escenario que lo rodea. Sin duda sus cuatro montañas, boutiques de lujo, galerías y restaurantes dan motivos para siempre querer volver.

No por nada, gran parte de las personas que viven en Aspen no son originarias de aquí. Llegaron con la idea de visitarlo por un tiempo, pero se enamoraron tanto de este sitio, que decidieron convertirlo en su hogar. Y realmente es fácil entender lo anterior. Basta que el avión descienda un poco para quedar maravillado con la hermosura de este destino; y el cual en esta época del año queda cubierto por una gran cantidad de nieve. Una vez que el viajero desciende de la aeronave, no importa hacia dónde camine… siempre se sentirá abrazado por la calidez de sus habitantes.

Perfecto descenso

Son suficientes un par de horas para entender que aquí la rutina es: despertar temprano y que la única preocupación sea vestir varias capas para sobrellevar el frío, mientras se peina la nieve con un par de esquís.

Fotografía: Cortesía de Aspen Snowmass.

El mejor sitio para ello es Aspen Snowmass, el complejo de cuatro montañas (Aspen, Aspen Highlands, Buttermilk y Snowmass) situado al oeste de Denver.

Cuenta con una superficie esquiable de más de 2 mil 400 hectáreas; y alojamientos al pie de las pistas, conocidos entre los iniciados como ski-in, ski-out.

Es decir, al quedarse en alguno de los hoteles de la villa y hay que llegar a los lifts no hay que trasladarse en auto ni caminar mucho con el equipo a cuestas: simplemente se debe salir del alojamiento para montarse en los esquís o la tabla de snowboard y comenzar con la diversión.

Además,  Aspen Snowmass cuenta con una escuela de esquí en la mitad de la montaña, perfecta para obtener la técnica correcta desde el principio y evitar accidentes.

Incluso, quienes ya tienen experiencia toman lecciones para reforzar lo aprendido y alcanzar más velocidad.

Aquí la montaña favorita de muchos es Buttermilk, ya que tiene pistas ideales para los principiantes, pero, a la vez, es consentida de muchos que presumen un nivel avanzado.

Según los expertos, marzo es el mejor mes para visitar este destino, ya que el clima resulta cálido y hay una gran cantidad de nieve. Otra opción es enero: el frío se tolera, existe la posibilidad de conseguir mejores precios.

Cuando ya se está en la montaña, lo único que se escucha son los esquís deslizándose por las blancas laderas. El sonido crea la sensación de que no hay nadie más cerca.

En cuanto la nieve cae, las pistas se encuentran en su mejor punto. Se frena con facilidad, pero también resulta sencillo aumentar la velocidad. Es entonces cuando se entiende perfectamente por qué los expertos aseguran que Colorado es uno de los mejores sitios para esquiar.

Su historia y algo más

Poco importa la ruta, el viajero invariablemente tiene la sensación de que las montañas lo siguen a cada paso. Las edificaciones de ladrillo, las calles nevadas y la calidez de los lugareños evocan a un pueblo digno de cuento.

Fotografía: Cortesía de Aspen Snowmass.

Aspen no fue un resort creado artificialmente, sino que nació como un pueblo minero y, a lo largo del tiempo, ha sabido preservar su esencia.

Actualmente este destino es un spot cultural, predilecto de los amantes del arte y los melómanos. La gente lo mismo disfruta de visitar galerías y museos con propuestas de creativos reconocidos internacionalmente, que de asistir a conciertos. Por ejemplo, Aspen Art Museum sorprende con exposiciones de reconocidos artistas.

Las muestras cambian cada cierto tiempo y muchas de las propuestas de los creativos son interactivas; por lo que además, la visita resulta bastante divertida.

Fotografía: Cortesía de The Little Nell.

Perfecto hospedaje

Íntimo, contemporáneo y atemporal así es The Little Nell. Se trata de uno de los mejores resorts de este destino y prueba de ello es que pertenece a la asociación de hoteles y restaurantes de lujo Relais & Châteaux.

Además este complejo siempre está buscando ofrecer lo mejor a sus huéspedes por lo que su restaurante Ajax Tavern acaba de ser renovado. Ahora destaca por contar con espacios más amplios y mejor iluminación.

Novedades

Continuando con la expansión de Snowmass Base Village, un nuevo centro comunitario se abrirá este diciembre bajo el nombre de The Collective.

El espacio incluirá un nuevo concepto de restaurante, titulado Mix6, del galardonado chef  Martin Oswald. Pretende invitar a los comensales a mezclar y combinar hasta seis ingredientes de temporada cocinados desde cero todos los días. El restaurante estará abierto para el almuerzo y la cena.

Justo al lado de Mix6, MoxiBar ofrecerá cócteles creativos, cervezas artesanales y vinos de renombre. Además, tendrá un espacio totalmente enfocado a conciertos de música en vivo durante todo el año.

Y como este destino gusta de lo saludable. JÜS Snowmass debutará con su segunda ubicación (la primera ubicada en el centro de Aspen), con mezclas de jugos prensados en frío hechos a mano, batidos y bebidas sin lácteos.

También un nuevo estudio de yoga, King Yoga, se abrirá en asociación con el yogui local Aaron King y ofrecerá clases diarias disponibles para todo público. Mientras que Eye Pieces, una boutique óptica con sede en Colorado, también se abrirá en One Snowmass. La tienda ofrecerá desde monturas de diseñador hasta lentes graduadas.


Tags : Ajax TavernAspen Art MuseumAspen HighlandsAspen SnowmassButtermilkButtermilk y SnowmassJÜS SnowmasssnowboardSnowmass Base Village

Leave a Response

!Suscríbete! 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Tu correo ha sido 

registrado