Un amigo en Tierra Santa

Juan Fridman, director y fundador de Genesis Tours, tiene años promoviendo viajes a Tierra Santa. Hace unas semanas estuvo de visita en la Ciudad de México y tuvimos la oportunidad de sentarnos a platicar con él.

Por Ann Müller
Juan Fridman, fundador de Genesis Tours Foto: César Ibarra

¿Cómo consigues comunicar la riqueza de otros países a través de tu palabra?

Tiene que ver con la experiencia que te da la vida, que te permite transmitir un poco la esencia de esos países. Sobretodo países como Israel, Egipto, Jordania y Turquía, que tienen muchísimo para ofrecer en todos los aspectos. Hay una historia, hay unas vivencias que esos países tienen, son evidentemente milenarios. De allí sale un mensaje que hasta el día de hoy sigue siendo el más leído de la humanidad, que son los textos bíblicos. Por ejemplo, te encuentras con que estás pisando las calles de Nazaret o estás paseando por los barrios de Belén, ni qué hablar de Jerusalén, o cuando te subes a un barco en el mar de Galilea, o un taxi te lleva hasta la cima del monte Tabor. Todos estos son nombres que inmediatamente asocias con cosas que en tu vida ya has escuchado y que te han dado referencias, aunque tu religiosidad no sea importante en tu vida.

¿Cuál es la motivación detrás de un destino como Israel?

México es un país que tiene muchísima relación con Israel desde todos los puntos de vista. A nivel lo que es la gente, siempre he oído decir que los mexicanos son antes guadalupanos y después mexicanos. No podemos olvidar es que el origen de esa fe es precisamente la tierra de Israel. Hay muchísima relación entre todos los países del Medio Oriente que están vinculados con la tradición y la fe cristiana, por lo tanto, para México, que es muy guadalupano que, aunque no seas seguidor acérrimo de la fe, tienes la posibilidad de visitar y conocer cosas que están relacionadas con tu propia tradición y parte de tu historia.

Por otro lado, estamos hablando de países que también ha desarrollado muchísimas otras cosas, que en nuestros días también son muy importantes como las industrias de la moda y la belleza. En un viaje de estos, cuando tus intereses son múltiples, entre ellos la moda, también puedes ir a ver dónde están las fábricas, hablar con los diseñadores y todas esas cosas.

Tuvimos un grupo de mujeres que, entre otras cosas, eran amantes de las orquídeas, y querían ver orquídeas salvajes que nacen en Israel en la primavera, por marzo-abril, y que son únicas. Para ellas fue un viaje espectacular. Motivaciones no faltan.

¿Cómo ha cambiado la industria de los viajes en los últimos años?

Yo recuerdo, cuando empecé en turismo, que la gente comentaba que tenían que ahorrar varios salarios para llegar a poder realizar un viaje, hoy en día, el salario mínimo mensual de una persona es más o menos lo que cuesta un vuelo de avión. Hoy es algo alcanzable. Para hacerlo más fácil, nosotros establecemos una fecha de viaje para dentro de seis meses y la gente se puede ir preparando, puede hacer sus ahorritos, utilizar sus créditos, etcétera. Con lo cual se unen todos los elementos. Hacemos viajes que son de un nivel bueno, pero no extraordinariamente caro e incluimos prácticamente todo, para que la gente no se vea con sorpresas. Hacemos que las personas se sientan cuidadas, se sientan apoyadas y no se sientan engañadas de ninguna manera.

Por tu trabajo tienes contacto con muchas mujeres viajeras, ¿cómo las ves?

Hoy en día, la mujer se atreve mucho más a viajar sola. No tiene preocupación. Muchas de estas mujeres que vienen de diferentes procedencias y conforman un grupo, se quedan tan unidas que al año siguiente nos piden que les preparemos otro viaje en otro lugar y viene todas ellas, desde países diferentes, que se vuelven a juntar para viajar porque se han hecho realmente amigas. Las mujeres tienen unas cualidades que los hombres no tenemos, y esas cualidades las llevan a crear una forma de acercamiento y de sociedad muy especial.

INFO: www.genesis-tours.com
FB: genesistoursltd
Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?