La historia de Amelia Earhart


Notice: Array to string conversion in /home/airfemme/public_html/wp-content/plugins/tiled-gallery-carousel-without-jetpack/jetpack-carousel.php on line 261

Notice: Array to string conversion in /home/airfemme/public_html/wp-content/plugins/tiled-gallery-carousel-without-jetpack/jetpack-carousel.php on line 261

Hilary Swank llevó a la pantalla grande la historia de la primera persona que intentó hacer un vuelo alrededor del mundo.

Hilary Swank ha sido una de las actrices que gracias a su trabajo en Amelia aprendió a pilotear una aeronave en el año 2006.

El film destaca la historia de Amelia Earhart y su pasión por volar, desde que tuvo su primer contacto con el mundo aéreo al asistir a un espectáculo, en Long Beach. A partir de allí, quedó prendada definitivamente de los aviones, para después conseguir que la llevarán a bordo de un biplano en el que voló durante diez minutos sobre Los Ángeles. Sus palabras acerca de esta experiencia la marcaron para siempre. “Tan pronto como despegamos, supe que tendría que volar en adelante”, y así fue como se dio a la tarea de realizar un vuelo alrededor del mundo. Lamentablemente, su avión desapareció mientras creía conquistar su hazaña en el océano Pacífico.

Con esa quijada marcada y su modo de andar masculino, la actriz ha ganado varios reconocimientos por sus actuaciones. En 1999, ganó el Oscar como mejor actriz por su interpretación doblando los géneros sexuales en Los chicos no lloran y, en el año 2004, se ganó la misma estatuilla como boxeadora en Golpes del destino.

Estos títulos fueron los que le dieron el boleto para su mejor interpretación como la aviadora Amelia Earhart, quien desapareció en 1937 sobre el Pacífico.


“Nunca tuve la impresión de que interpretar a Amelia Earhart sería un enorme riesgo. Conté con un instructor y sólo pensé que, si este resultaba ser mi tiempo para morir, por lo menos, lo habría hecho como Amelia, haciendo lo que amo”.


La actriz ha platicado en varias ocasiones que es una mujer muy aventurera, pues ha saltado de aviones en paracaídas, se ha lanzado del bungee, y lo único que le faltaba hacer para alcanzar uno de sus sueños era volar. Qué mejor razón para hacerlo que interpretando a Amelia Earhart. Así que, gracias a su participación en la cinta, comenzó a tomar clases para prepararse e incluso, en algún momento, pensó en adquirir un avión y pilotearlo con su compañero de reparto Ewan McGregor.

Como anécdota, Swank recuerda que durante el filme los productores no le permitieron volar sola, ya que la póliza de seguros no cubría ese tipo de siniestros, y ella aún no contaba con permiso para pilotear.

La actriz se identifica en muchas cosas con este personaje de la aviación: el ser temerarias, por ejemplo, y el que nunca se disculpó por vivir como quería (algo nada común en las décadas de los años 20 o 30).

Con el tiempo, Swank logró completar su curso de piloto e, incluso, durante un programa de Oprah Winfrey, participó invitando a volar a una mujer que tenía miedo de hacerlo.

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?