Marta Sahagún: Más allá del protocolo

Si hay algo que caracteriza a Marta Sahagún es la sinceridad de sus palabras. Al platicar con ella destaca su visión como una mujer que busca ayudar a los demás a superar sus propios retos, pero también su interés por demostrar que siempre son los hechos los que hablan más que las palabras.

Amable y con una sonrisa siempre presente, la ex Primera Dama asegura que es una mujer con carácter y muy disciplinada, lo cual, en gran parte se lo debe a su familia.

Mamá y papá siempre fueron muy duros en cuestiones escolares y de tareas. Eran muy estrictos con los horarios, aunque buscaron en todos sus hijos plantar el gusto por ayudar y preocuparnos por los demás, por colaborar con nuestra comunidad.

No tuve una familia perfecta, creo que ésta no existe, pero sí estuve rodeada de armonía y fui criada en la rectitud. Toda esta formación me llevó a vivir con gran entereza algunos momentos difíciles a lo largo de mi vida, y nunca dejar que mi dignidad fuera pisoteada”, cuenta Marta Sahagún en entrevista.

Como activista, política y mujer su principal valor, comenta, es el respeto.

En la vida puedes no querer a alguien, puede no caerte bien o simplemente no compartes alguna o varias opiniones, pero siempre lo puedes respetar, lo cual simplemente es una manera de vivir civilizadamente”, expresa.

Su carrera política va más allá de su estancia en Los Pinos, incluso hace algunos años contendió por la alcaldía de Celaya y fue una gran impulsora de la participación de la mujer en el Partido Acción Nacional.

Y comenta que fue ese interés por apoyar a los demás, lo que llamó la atención de su hoy actual esposo, Vicente Fox.

En alguna ocasión me dijo: ‘eres una mujer diferente, más echada para adelante, que quiere brillar para ayudar a los demás’”.

Y aunque las situaciones la llevaron a ocupar el cargo de Primera Dama explica que hubo muchas voces públicas a su alrededor.

Se me cuestionó que por qué opinaba, a lo que simplemente respondía: ‘porque pienso, porque tengo opinión, que puede ser igual o no a la de Vicente, porque no me sacó de la cocina, me sacó de la política, liderando y empujando grupos de mujeres, en promoción política de la mujer”, afirma.

Y agrega que, a pesar de que no fue sencillo ser la esposa de un Mandatario, admira el apoyo que siempre tuvo de él.

Respaldó mis decisiones, porque al final somos una pareja, pero creo que lo más importante para mí fue que ese apoyo que él mostró públicamente, era el respaldo que se le debía de dar a las mujeres. Fue un mensaje claro de hay que respetar, amar e impulsar a nuestras compañeras, esposas, hijas, hermanas”, declara.

Actualmente sus esfuerzos están enfocados en Centro Fox y en la Fundación Vamos México, esta última se ha caracterizado por detonar todo un movimiento social en el país a favor de los grupos más desprotegidos, principalmente niñas, niños y mujeres en situación de pobreza extrema, así como de los adultos mayores e indígenas.

Con la fundación seguimos ayudando a la gente que menos tiene. Al final, creo que es importante buscar proyectos de vida que te hagan sentir tranquila, que logran realmente hechos”, destaca.

Para Marta Sahagún lo importante es buscar oportunidades y espacios que generen cambios e incluso invita a las mujeres a que hagan lo mismo desde su propia trinchera.

Es fundamental llegar a sentirte realizada, no significa que todo ha sido fácil, al contrario, esto quiere decir que has creado paradigmas distintos que te permiten lograr tus objetivos”.

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?