Remedios caseros para quitar las ojeras

Las ojeras son el pan de cada día para muchas de nosotras, ya sea por desveladas gracias a las largas jornadas de trabajo o una que otra fiesta de por medio; si bien esas son las razones principales, también pueden deberse a elevados consumos de cafeína o de estrés.

Es cierto que la mejor recomendación es decirte que descanses, pero si en estos momentos no puedes darte ese tipo de lujos, checa los siguientes remedios que te pueden sacar de varios apuros.

Paño húmedo

Deja todas las noches un paño húmedo dentro del refrigerador antes de irte a dormir, en cuanto te levantes. colócalo sobre la frente y ojos; de igual manera puede funcionar un antifaz de gel. El chiste es que tanto el paño húmedo como el antifaz ayudarán a reducir la inflamación que provoca las ojeras. Con dejarlos reposar sobre tu cara por cinco minutos será más que suficiente.

Bolsitas de té

Tiras las bolsitas después de que nos acabamos nuestro té es quizá lo más común, sin embargo, esas bolsitas podrían ayudarte bastante a la hora de quitar las ojeras. Una vez que termines de usarlas, mételas en el refrigerador, cuando ya estén frías, deberás colocarlas sobre tus ojos durante 20 minutos; de esta manera, reducirás la inflamación y darás color a esa zona de los ojos. Al finalizar, no te olvides de enjuagarte la cara para evitar que los residuos dejen manchas

Rodajas de pepino

El pepino puede funcionar como complemento de las bolsitas de té. Una vez que termines el lapso de veinte minutos, usar rodajas de pepino por otros diez minutos puede dar mejores resultados ya que por la gran cantidad de agua que tiene, ayuda a hidratar y suavizar la piel.

Masaje con aloe vera

Sin duda la mayoría tenemos alguna de estas plantas en casa o por lo menos conocemos a alguien. Esta planta tiene una infinidad de propiedades, entre ellas, las de hidratar y tonificar. Lo único que tienes que hacer es: partir una de sus hojas a la mitad, extraer el gel y dar un masaje suave sobre las ojeras por un tiempo de 5 a 10 minutos.

Masaje de coco

Es muy sencillo, solo basta con mezclar una cucharada de aceite de coco con una cucharada de aceite de almendras, y realizar un suave masaje debajo de los ojos por veinte minutos. Una vez que termines, enjuaga con agua tibia y listo.

 

 

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?