¿Hora de realinear tu energía femenina?

Por: Estrella Jiménez, Success & Leadership Coach.

¿Eres una mujer profesional o emprendedora, que ha logrado sus objetivos de carrera y empresariales, eres inteligente, guapa, culta, con una vida plagada de experiencias y financieramente estable? Te ves al espejo y ves una mujer realizada en muchos aspectos de su vida, pero estás sola. Tienes mucho tiempo saliendo y conociendo hombres, has tenido citas, pero nunca superas la segunda o tercera cita o si empiezas una relación y esta nunca dura más de seis meses o no se convierte en una relación exclusiva y comprometida como la que deseas. En algunos casos han terminado contigo sin una explicación, te han dejado plantada y/o no te han vuelto a llamar. Has escuchado frases tales como “eres demasiado intensa” o “eres muy controladora” o “eres intimidante” y no logras entender cómo es que hay mujeres que tienen relaciones maravillosas y sus parejas, novios o esposos las adoran y las tratan como reinas.

No te desesperes, no eres la única mujer que está en esa situación, a lo es hora de realinear tu energía femenina y volver a tu poder femenino innato. Pero antes tienes que entender que ambas energías, la masculina y la femenina viven en ti y de ti depende mantener un balance de ambas para lograr tus objetivos y desarrollar la relación de pareja con la que has soñado. Entonces, ¿qué es esto de la energía femenina y cómo podemos amplificarla sin que tengamos que cambiar quiénes somos en su totalidad?

La energía femenina es cálida y suave

Esto significa que no está todo el tiempo en modo “activo”. La energía masculina es una energía activa per se orientada a la acción. La energía femenina es más pasiva, espera y recibe. Pero esto no significa que la mujer deba volverse un “trapo” del hombre, simplemente la energía femenina tiende a alejarse de la mente y de los pensamientos constantes y se acerca más a lo que siente en ese momento de manera que pueda atraer a la energía masculina.

¿Cómo podemos elevar esa energía que todas llevamos dentro? Una palabra: autocuidado. Las mujeres profesionales o emprendedoras siempre estamos activas, tomando decisiones, manejando equipos y vivimos en una intensidad constante. Hay que parar y dedicarnos tiempo, lo que sea que signifique para ti hacerte feliz, como tomar una ducha larga, leer un libro, tomar un café viendo el amanecer, etc. Lo que importa es que te detengas y hagas actividades que te hagan sentir feliz y más femenina. Por ejemplo, en lugar de tomar una clase de box, toma una clase de yoga, o danza árabe, cualquier cosa que despierte más tu femineidad y la diosa que llevas dentro.

La energía femenina fluye no controla

Ya sabemos lo maravillosa mujer y profesional que eres, que eres capaz de hacer cualquier cosa por ti misma, desde armar un armario hasta viajar sola. Controlas todo en tu vida, pero olvidas soltar, rendirte y dejar tu energía femenina fluir.  Te doy un ejemplo que me pasaba muy a menudo. Si estaba en una cita con un hombre nuevo me pasaba hablando de mi, de mis experiencias, de mi éxito y ya te imaginarás como sonaba todo eso a los oídos de mi cita (bla, bla, bla, bla). Por alguna razón, las mujeres hemos creído que mientras más hablamos de nosotras más vamos a gustar. Error, mientras más hablamos, menos nos damos la oportunidad de escuchar que dice el otro y de estar en nuestra energía femenina fluir. Por lo tanto, aprende a no controlar, deja ir ese deseo de planear hasta el más mínimo detalle de tu vida. Deja de liderar y permite que la energía masculina de tu cita o pareja lo haga. Todo eso es control, la energía femenina NO CONTROLA, FLUYE.

La energía femenina es receptiva

La energía penetrante del masculino y la receptividad de la energía femenina no es solamente acerca del sexo, sino que se expande a todas las áreas. La energía femenina debe saber cómo recibir en todo momento. Puede ser recibir ayuda, un regalo, una disculpa, incluso cómo recibir la energía masculina de nuestras parejas, su toque, sus caricias. Cuántas veces alguien nos ha dicho algo hermoso acerca de nosotras y contestamos: “no es cierto si me veo tan cansada hoy”, o alguien nos ha querido prestar ayuda y la hemos desechado. El eterno femenino recibe de manera gustosa, se deja ayudar y siempre agradece con una sonrisa.

Piensa en lo que puedas hacer hoy para realinear tu energía femenina. Quizás, practicar ser más vulnerable, recibir de manera graciosa lo que sea que otros quieran ofrecerte, fluir y no controlar, auto cuidarte diariamente. Finalmente, siéntete y actúa como la diosa que eres. Créeme el lograr realinear esa poderosa energía femenina te traerá beneficios no solamente en tu vida personal, sino también en tu carrera y tu negocio.

Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?