close

¿Has pensado en pasar este día romántico junto a tu pareja en esta región autónoma española tomando vino? Antes de decidir, solo lee nuestras propuestas. ¡Te vas a enamorar… de este destino!

Texto y fotos: Azucena Pacheco

Entre los cientos de opciones que ofrece España en todas sus regiones autónomas, recorrer los pintorescos pueblos enclavados en las montañas que rodean al Río Ebro degustando vinos debe ser uno de sus planes más acogedores. He aquí lo que puedes hacer en Rioja con tu media naranja para celebrar este 14 de febrero o cualquier fecha romántica. Con más de seiscientas vinícolas enclavadas a lo largo de su territorio, será difícil para ustedes decidir cuál de todas estas opciones es la más romántica y lujosa. No te preocupes, nosotros ya hicimos ese trabajo por ti:

 

Visita o Briones

En este precioso pueblecillo medieval de La Rioja, que forma parte de “Los Pueblos más bonitos de España”, podrás pasar agradables tardes tomada de la mano de tu amor en la plaza principal, asombrarte con el encanto de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, o con las vistas desde la altura del castillo de Davalillo.

Para conocer sobre vinos, Bodega Vivanco, además del Museo de la Cultura del Vino, te lleva a recorrer sus viñedos y procesos de elaboración. Termina tu experiencia con una cata de la mano de expertos. A sólo ocho kilómetros está Haro, otro pintoresco pueblo, y muy cerca, López de Heredia, una de las vinícolas más antiguas de la región, donde podrás dar un salto atrás en el tiempo.

Un poblado medieval vasco

La región vinícola de Rioja también abarca el País Vasco. Y es recomendable que visites este rincón español, emblemático hasta en la lengua. En el pequeño pueblo de Labastida, podrán perderse por las callejuelas irregulares que suben y bajan a través de este conjunto histórico artístico, admirar los viñedos desde las alturas de la Ermita del Santo Cristo o visitar el Monte Toloño.

Aquí encontrarás Tierra Agrícola Labastida, también enclavada en una casa antiquísima y que sigue elaborando sus vinos de forma artesanal. Platicar sobre las subregiones vinícolas de Rioja y por supuesto catar un vino con su enólogo, será una experiencia inolvidable para ambos.

Elciego, donde pasado y futuro se unen

Nuestro tercer imperdible es un poblado lleno de palacios y casas de piedra, que contrastan con el modernismo del hotel Marqués de Riscal, que forma parte de la bodega más visitada de España. Concebido por Frank Gehry, nos muestra un diseño en titanio vino y dorado, similar al de una de las obras más imponentes del canadiense: el Museo Guggenheim de Bilbao.

Aquí, sin duda deben hospedarse, pues además de su restaurante con una Estrella Michelin y seductor spa, el interiorismo también es alucinante. Y salir por las frías noches a los bares de tapas que pueblan el lugar les dejará recuerdos imborrables. Muy cerca, en Lapuebla de Labarca, visiten la micro bodega de Loli Casados. Tomar vino y tapas con ella y Jesús, su marido, en sus viñedos, debería ser un must en todas las guías de turismo.


Tags : españaEurotripTripViajeravinos

Leave a Response

!Suscríbete! 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Tu correo ha sido 

registrado