¿El cerebro tiene género?

Ricardo Gonzáles

El cerebro es un órgano fundamental para el desarrollo de las funciones superiores. Hemos escuchado que las mujeres tienen habilidades diferentes a las de los hombres, y pueden ejecutar, por ejemplo, varias acciones de manera simultánea sin perder la concentración.

¿Podrá encontrarse evidencia científica que demuestre las diferencias entre un cerebro masculino y uno femenino? Vamos a averiguarlo…

Ambos cerebros son morfológicamente similares: cuentan con dos hemisferios (derecho e izquierdo).

El hemisferio derecho desarrolla destrezas en lo emocional; el hemisferio izquierdo se refiere al lenguaje y la escritura. Hombres y mujeres desarrollan las interconexiones neuronales necesarias para llevar a cabo sus actividades diarias; sin embargo, la diferencia radica en el tipo de conexiones que se establecen, generalmente, los hombres forman interconexiones entre las neuronas del mismo hemisferio, en tanto las mujeres crean conexiones entre ambos hemisferios, y ahí radica una diferencia fundamental.

El cerebro puede desarrollar características diferentes si pertenece a un varón o a una mujer. Y por tanto, puede cumplir diferentes funciones que afectan la comunicación en el sistema nervioso.

Según el artículo `Diferencias entre el Cerebro Masculino y el Femenino´, publicado en línea por la revista Psicología, “en su origen, todos los cerebros se crean femeninos; el cambio tiene lugar a las ocho semanas de gestación, cuando aparece la testosterona”.

A través de las neurociencias se ha comprobado que el cerebro de la mujer desarrolla mejores funciones como el habla y la escucha, además de dotar al organismo con una mejor visión; al final, por estas sutiles diferencias ellas tienen una percepción muy diferente de su entorno, y también es distinta la manera de enfrentar los retos a través del hipocampo, que es mayor en las mujeres.

Foto: Freepik

El artículo ‘Cerebro Masculino y Femenino’ afirma que “las nuevas técnicas de neuroimagen, que proporcionan valiosa información sobre el funcionamiento de nuestro cerebro, más allá de su estructura, e incluso de la forma como se conectan las redes neuronales que lo constituyen, están aportando una nueva perspectiva para dilucidar las bases de estas diferencias”.

Al llegar a la madurez, ambos cerebros comienzan a mostrar más similitudes. Cuando disminuyen los niveles de testosterona, los hombres pueden desempeñar sin tanto conflicto las actividades de cooperación entre pares y la competencia entre grupos.

Las experiencias y los aprendizajes de la vida nos forman como seres vivos, y dan organización al cerebro de hombres y mujeres. 

Debemos considerar que los varones pueden aprender algunos comportamientos para desarrollar nuevas conexiones neuronales.

Existen grandes diferencias entre el cerebro femenino y el masculino. Sin embargo, Louann Brizendine afirma que “la arquitectura cerebral continúa cambiando durante toda la vida”, por lo que estas discrepancias pueden atenuarse, según sea el caso.

La neuroplasticidad nos da la gran oportunidad de mejorar nuestras sinopsis cerebrales, aprender y reaprender constantemente. “Recientes estudios muestran que la conectividad cerebral masculina y femenina son diferentes entre sí”.

Somos seres complementarios. ¿Has considerado mejorar las condiciones de tu equipo de trabajo desarrollando estas habilidades innatas entre hombres y mujeres? Descubre el gran potencial de tus colaboradores, y llévalos al camino de la integración de un equipo de trabajo sólido.

El cerebro del hombre tiene las siguientes características:

  1. Tiene dos veces y media más espacio cerebral dedicado al impulso sexual.
  2. Los centros cerebrales para la acción y la agresividad están más desarrollados.
  3. La autoestima se basa en la capacidad de independencia.
  4. La amígdala derecha es más grande y trabaja más rápidamente.
  5. La sociabilidad masculina se relaciona con las unidades subcorticales del cerebro.
  6. Los varones se conectan mejor en estados de estrés.
Abrir chat
¿Ya conoces nuestra promoción?