close
Foto: Shutterstock

Nuestro bello México es un país turístico por excelencia. Su clima, tesoros naturales, el encanto de sus ciudades, la calidez de su gente y deliciosa gastronomía, provocan que nuestro país sea un destino turístico que se ha posicionado entre los favoritos del mundo.

San Miguel Allende

Acostumbrada a los elogios: en 2008 se le concedió el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y continuamente es reconocida como la mejor ciudad del mundo, por diversas revistas especializadas.

El encanto de sus callejones empedrados, la gente feliz que los recorre y la miel que derraman algunas parejitas en escapada romántica sacan una sonrisa a cualquier viajero.

Al pasear por aquí vale la pena husmear en sus restaurantes, boutiques, cafés y galerías de arte.

En la zona del centro hay que hacer una parada en la terraza del restaurante El Pegaso.

Regala una linda vista a la parte alta de la icónica Parroquia de San Miguel Arcángel y a las cúpulas del Templo de San Francisco.

La tradición de este espacio se remonta 20 años atrás, cuando sus propietarios, los esposos Robin Spencer y Gilberto Díaz López -ella de San Francisco y él mexicano- decidieron compartir su pasión por la cocina y los sabores del mundo.

Originalmente abrieron una tienda de artesanías, con piezas traídas de Oaxaca, Tlaxcala o Tamaulipas, entre otros estados, sin embargo, dieron el giro hacia lo culinario.

Y cuando llega el momento de descansar, es momento de deslumbrarnos con la magnífica construcción de la nueva joya de este destino: Viñedos San Francisco.

Con solamente 14 habitaciones, es un precioso, contemporáneo y seductor hotel boutique.

En un entorno de belleza natural, junto con estilo y buen gusto, hacen de este edén el destino ideal para los que buscamos un refugio de paz y belleza en México.

Foto: Shutterstock

Oaxaca

El hechizo de esta ciudad recae en sus antiguos edificios, deliciosa comida y la habilidad de sus artesanos.

En su centro histórico se alza un gigante: el ex Convento y Centro Cultural de Santo Domingo de Guzmán, que sorprende por su arquitectura.

Construido entre los siglos 16 y 17 por la orden de los dominicos, desempeñó un papel central como espacio de evangelización y de promoción cultural en la época de la Colonia. Tiene 10 capillas y una bóveda de cañón cubierta por pinturas de ángeles y querubines.

Justo muy cerca del Centro Histórico de Oaxaca se encuentra un casa convertida en hotel, o un hotel en el que te sientes como en casa, Casa Bonita Hotel Boutique & Spa.

Sus hermosos jardines son una vibrante paleta de formas y colores, diseñados para transportarnos a un ambiente de serenidad y belleza.

La tranquilidad de la zona une sus fuerzas con la paz absoluta del hotel, conspirando para brindar noches silenciosas y de descanso absoluto tras nuestras aventuras degustando lo mejor de la comida mexicana en este destino.

Ciudad de México

Para el viajero la Ciudad de México es un destino de lujo de clase mundial, especialmente por su alta cocina, exclusivos hoteles y variedad de museos.

Un claro ejemplo de la hotelería de primer nivel que existe en la Ciudad de México es el hotel Marquis Reforma Hotel & Spa, propiedad miembro de Leading Hotels of the World.

Ubicado en la famosa avenida Paseo de la Reforma, presume en cada rincón toques de elegancia, calidad y lujo, desde sus habitaciones inspiradas en Art Decó, hasta sus salas de juntas o de conferencias.

El SPA es  el único miembro de la prestigiada asociación de Leading SPA en la Ciudad de México.


Tags : Ciudad de MéxicooaxacaSan Miguel Allende

Leave a Response

!Suscríbete! 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Tu correo ha sido 

registrado