close

Directora General de Kipling

Cuéntanos Angelines, ¿Cómo te describes?

Soy una persona muy disciplinada. Cada día hago mi rutina de ejercicio por las mañanas, y en la noche me siento a leer.

El trabajo es muy importante en mi vida, pero también me gusta el arte y el viajar. Mi destino favorito es La Paz, Baja California. Un viaje que me marcó fue el que hice con mi esposo a Machu Picchu, en Perú; fue un viaje muy orgánico, donde nos hospedamos en hoteles ecológicos.

Llegar y verlo me impresionó de tal manera que me quedé sin palabras. Otro viaje que me gustó bastante fue a Bután, en Asia del Sur, con mis amigas.

¿Quién fue la persona que más ha influido en  tu vida y por qué?

Mi padre. Fue una persona que nos enseñó mucho. Nos instruyó a mis hermanos y a mí a trabajar muy duro y con dedicación, y ser muy rectos en nuestras acciones. También nos dijo que no debemos dar las cosas por hecho.

¿Cómo fue el camino que te llevó a la Dirección General de tan importante marca?

Hace 15 años quise cambiar de rumbo en mi profesión. Yo me encontraba en el área de finanzas, como tesorera de una empresa. Al ver una tienda de Kipling, mi esposo me preguntó: “¿Por qué no llevas Kipling a México?”

En Bélgica, conseguí una cita con el director para saber su opinión sobre el tema. En ese entonces una tienda departamental estaba tras la marca, pero se decidió que se me encomendaría a mí, porque una tienda departamental no podría dar esa emoción ni esa pasión a la marca.

Comenzamos con tres tiendas el primer año, y fuimos creciendo de tal manera que hoy en día tenemos 300 puntos de venta, incluido el online. La marca está progresando de forma exponencial. Tras 15 años, somos el distribuidor más importante para las tiendas departamentales.

Como cabeza y al estar en tan importante posición, ¿cuál es tu estrategia en el mercado actual?

Está cambiando el estilo de las tiendas, para que los hombres se sientan más atraídos por ellas y por la marca. Además, está operando un cambio de concepto para gustar a las nuevas generaciones. Los millennials son muy importantes, y por ello estamos introduciendo mucho arte en las tiendas, como grafitis de artistas mexicanos.

¿Qué es lo que busca el mercado femenino mexicano?

La persona que elige Kipling está buscando calidad y eficiencia. Nuestros productos son modernos y eficientes. La bolsa crea una identidad, un estilo de vida, es la manera como se vive el día a día. El mercado mexicano adora la marca, porque es muy democrática, es para todos.

¿Qué te motiva en el día a día?

Despierto contenta todos los días. El ambiente de trabajo es muy importante, por lo que debe ser cordial. Estar con mi familia me encanta, y tengo la fortuna de laborar en el mismo edificio que mis hijos, aunque en diferentes pisos. Estoy atravesando una época maravillosa en mi vida, estoy muy contenta, por lo que me encuentro en paz.

¿Qué consejo les darías a las jóvenes que comienzan en el mundo de la moda y el marketing?

Que tengan consistencia, que se den tiempo para crecer. Deben ser humildes para aprender y entender.


Tags : empoderamientoEmpowermentLideresmexicoModa

Leave a Response

!Suscríbete! 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Tu correo ha sido 

registrado