close
IN Flight

Viajes largos: ¿qué hacer antes y durante?

Foto: Shutterstock.

Por: Baruch Díaz – Jefe de la Clínica del Viajero UNAM.

En un estudio que la Clínica del Viajero de la UNAM realizó a 600 usuarios del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en 2014 se investigaron algunos factores de riesgo para la salud relacionados con vuelos largos (mayores de cuatro horas). En los resultados destaca la gran cantidad de viajeros (63%) que desconocen los factores de riesgo asociados con complicaciones durante y después del vuelo, y también la muy baja proporción de viajeros que consultan a un médico antes de un viaje internacional (uno de cada 10).  A pesar de que una gran cantidad de los encuestados presentaba al menos un factor que podría elevar las probabilidades de padecer complicaciones de salud.

¿Cuáles son los factores que, sumados, pueden aumentar los riesgos para la salud relacionados con un vuelo largo?

En general, una edad mayor a 60 años, aunque no es suficiente. Relacionadas con el itinerario: cuatro escalas o más, múltiples vuelos en un periodo menor a 28 días, vuelos mayores a cuatro horas, y si son más de ocho  horas el riesgo se multiplica.

Relacionadas con el viajero: alguna enfermedad preexistente (diabetes, hipertensión), fumar, presencia de várices y alguna cirugía reciente (últimos tres meses).

En mujeres, el uso de anticonceptivos orales, inyectables o en parche y el embarazo aumentan el riesgo.

Relacionadas con nuestras medidas: altura menor a 165 cm o más de 185 cm, padecer sobrepeso u obesidad.

¿QUÉ HACER ANTES Y DURANTE UN VUELO DE VARIAS HORAS?

  1.  Usa ropa cómoda y holgada durante tu estancia en el avión.
  2. Mantente hidratado (consume un vaso de agua cada cuatro horas).
  3. Haz en tu asiento ejercicios de flexión y extensión de rodillas, tobillos y dedos de los pies cada cuatro horas.
Foto: Shutterstock.

¿QUÉ NO HACER?

  1.  Evita consumir medicamentos que provoquen sueño por periodos prolongados.
  2. No duermas por periodos mayores a  seis horas continuas.
  3.  Evita consumir en exceso bebidas cafeinadas o con alcohol, opta por bebidas con electrolitos.

¿Y LA DIETA?

Normalmente un vuelo largo se acompaña de cambios en el horario y en el ciclo de sueño-vigilia, por lo que te costará adaptarte a nuevos horarios para dormir, sobre todo, si la diferencia de horario es igual o mayor a cuatro horas. Algunos tips para antes y durante el viaje son:

  1. Consume alimentos ligeros por lo menos dos horas antes de abordar.
  2. Las dietas ricas en fibra y bajas en grasas son ideales para evitar malestares durante el vuelo.
  3. Las alergias y las complicaciones gastrointestinales son frecuentes durante un vuelo. Si eres alérgico a algo, mantienes un régimen alimenticio especial (vegetariano) o padeces una enfermedad que limite tu consumo de ciertos alimentos o condimentos (como hipertensión, diabetes o enfermedad renal) debes informar a la aerolínea inmediatamente después de adquirir tu boleto de avión, o por lo menos una semana antes del abordaje. Todas las aerolíneas cuentan con un servicio especializado para la preparación de alimentos, que contempla más de 30 dietas diferentes.

Las medidas preventivas de salud relacionadas con los vuelos prolongados son sencillas y fáciles. Es importante no automedicarse y consultar a un médico especializado en viajes para obtener la información más segura y efectiva que nos permita gozar de buena salud antes, durante y después de la travesía.

Visita el sitio web de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la Universidad Nacional Autónoma de México, de preferencia tres a cuatro semanas antes de un viaje. Así podrás contactar a expertos en el tema y obtener la información más confiable para tu itinerario.


Tags : mujeres viajerasTips de viajesViajes

Leave a Response

!Suscríbete! 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Tu correo ha sido 

registrado