close
Healthy

Pérdida dental: ¿Por qué sucede?

Fotos: Shutterstock.

En México, tres de cada diez adultos mayores de 60 años perdieron alrededor de veinte dientes en 2017, según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Patologías Bucales (SIDEPAB). Aquí cabe preguntar por qué se pierden las piezas dentales, la respuesta tiene varios ángulos que vamos a analizar.

Las principales razones son: la presencia de caries, enfermedades de las encías, la pérdida de soporte del hueso, malos trabajos odontológicos, herencia, enfermedades sistémicas como la diabetes y la administración de ciertos medicamentos.

México ocupa el lugar número uno en el consumo de refrescos en todo el mundo, con una ingesta de 163.3 litros por persona al año. Esto nos ha llevado a la mayor incidencia mundial de diabetes, con alrededor de 12 millones de casos registrados. La ingesta desmedida de azúcar, junto con la falta de higiene, es uno de los principales factores de riesgo para la salud bucal, porque de esto se deriva la presencia de caries, que conlleva a la destrucción dental y a la posible pérdida de una o más piezas.

El mejor tratamiento será siempre la prevención, pero si ya no es posible evitar algún tipo de enfermedad bucal, se debe hacer conciencia sobre la necesidad de su atención y buscar un tratamiento eficaz. Al acudir al especialista para tratar dientes con caries es de suma importancia remover la lesión por completo; de lo contrario, hemos visto con frecuencia que el problema se agrava, produciendo una infección dental y complicando el tratamiento. Por otro lado, cuando la caries afecta al nervio será necesario eliminarlo mediante un procedimiento llamado endodoncia o tratamiento de conductos, que consiste en remover el nervio y limpiar el interior de los canales dentales. Ojo, este procedimiento también debe realizarlo un especialista; un tratamiento de este tipo mal hecho también es causa de pérdida dental. En el caso de las enfermedades de las encías, si están constantemente inflamadas hay presencia de bacterias; éstas hacen que el hueso de soporte enferme y los dientes se aflojen.

Debemos recordar que la encía muestra lo que está pasando en el hueso. Por ejemplo, una encía roja brillante, que sangra, indica que está quedando alimento entre la encía y el diente, alrededor de la raíz. Será necesario aplicar una técnica de cepillado correcta, y cuando el paciente no pueda eliminar los residuos habrá que acudir con los profesionales para hacer una limpieza dental, antes de que den origen a depósitos de sarro que llevarán a la pérdida de hueso.

Otras razones comunes para la pérdida dental son los problemas en el estado del hueso de soporte. Éste es responsable de que los dientes estén firmes en la boca, donde se ejerce mucha fuerza al masticar.

Recordemos que los dientes tienen cierto movimiento, aunque es cierto movimiento, aunque es imperceptible, pues no están pegados al hueso, sino que están unidos a él por varias fibras alrededor de la raíz. Su salud depende de varios aspectos, algunos de los cuales son hereditarios, aunque los malos hábitos de higiene y la sobrecarga que se aplica en algunos dientes también tienen cierto efecto. Este último fenómeno es muy común, porque al colocar una prótesis dental para sustituir piezas faltantes se ejerce una presión externa sobre los dientes, aplicando fuerzas que sobrepasan su capacidad de soporte y acaban por aflojarlos. Es importante observar el comportamiento de nuestros dientes. Si notas que empiezan a moverse visiblemente o a separarse entre sí, es un síntoma palpable de pérdida de hueso. Como siempre, la prevención será nuestro mejor aliado. La desidia y los malos hábitos no traerán nada bueno para tus dientes.


Tags : cuidado de dientesHealthySalud dental

Leave a Response

!Suscríbete! 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

Tu correo ha sido 

registrado